• Hoy 23 - Zárate - 15.7° / 16.2°
    • Lluvia
    • Presión 1015 hpa
    • Humedad 99%
  • El obispo Pedro Laxagüe visitó Nuestra Señora de Luján

    15/5/2017

    El viernes pasado toda la comunidad parroquial de Villa Massoni recibió la visita del obispo Pedro Laxagüe, quien se acercó a nuestra ciudad para compartir con el nuevo sacerdote Francisco Liaudat una multitudinaria misa de la cual también participaron alumnos del Instituto San Francisco de Asís.
    El nuevo cura párroco Liaudat fue nombrado por el obispo Laxagüe el 21 de marzo pasado y el 27 de abril, posteriormente a la Semana Santa, fue presentado ante la comunidad de Villa Massoni.
    Además la visita de Laxagüe tuvo como objetivo saludar a toda la comunidad diocesana dado que el pasado 8 de mayo Liaudat celebró una misa especial por el día de la Virgen. En esa misa multitudinaria, y muy cara a los afectos de los fieles del barrio, todos los grupos de catequesis de la familia parroquial, (Medalla Milagrosa de Villa Angus, barrio Reysol, Colegio San Francisco de Asís y Villa Massoni) llenaron de intenciones un Rosario gigante, confeccionado para la fecha. Por eso la visita del obispo se esperaba con ansias para estos días y finalmente llegó el pasado viernes.
    Respecto al nuevo sacerdote, Liaudat es de Baradero, tiene 29 años y es uno de los curas más jóvenes de la Diócesis.
    Tiene devoción por el Papa Francisco y su obra al frente de la Iglesia Católica, de hecho tuvo la oportunidad de conocerlo y sobre su encuentro hay una breve anécdota que también reflejaron los medios baraderenses.
    En su visita al Vaticano de diciembre, Liaudat le ofreció un mate al Papa en un breve encuentro que Francisco tuvo con una delegación de sacerdotes. -“¡Francisco!, ¿un mate?”, le preguntó el joven cura. “¡Si, bueno!”, respondió Francisco quien mientras tomaba de la bombilla seguía charlando y bendiciendo a los sacerdotes que lo visitaron.
    “Sin ningún tipo de apuros, recibió el mate y lo tomo con calma, como si no tuviera nada más que hacer en ese momento que tomar un mate. Y así lo hizo. No dos sorbitos de compromiso; tomó todo el mate. Detuvo su camino, repuso fuerzas tomando un mate y recibiendo el saludo de nuestra gente por medio de sus sacerdotes. Tendré que volver a cebarle otro, porque con uno solo lo deje rengo!”, concluyó Liaudat en una nota que hizo pública tras su regreso del Vaticano.