• Hoy 31 - Zárate - 21.6° / 22°
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 45%
  • Firmarán acuerdo para que China financie Atucha III

    16/5/2017

    Durante la visita del presidente argentino Mauricio Macri al gigante asiático se espera avanzar con un amplio abanico de acuerdos en áreas como logística, infraestructura y energía.
    En concreto, la delegación oficial espera obtener financiamiento para la construcción de una represa en San Juan, por u$s800 millones; para obras ferroviarias que conecten la ruta Mendoza-Buenos Aires (u$s2.000 millones) y para la creación de un parque fotovoltaico en Jujuy (más de u$s330 millones).
    Sin embargo, el acuerdo que más atención está captando, sobre todo entre un puñado de empresarios argentinos, es el desarrollo de las dos centrales nucleares acordadas con el gigante asiático en tiempos del kirchnerismo.
    Mañana miércoles, el mandatario argentino rubricará con su par Xi Jinping el acuerdo de financiamiento por u$s12.500 millones con vistas a iniciar las primeras obras a fines del corriente año.
    En concreto, China otorgará fondos para la construcción de Atucha III, que se levantará en un predio lindero a las dos centrales similares que ya funcionan en Lima.
    Además, se ocupará enteramente de construir una quinta planta en ubicación todavía a definir. Los trabajos para la instalación de esta última que podría comenzar 24 meses después de iniciada Atucha III.
    ATUCHA III CON TECNOLOGIA CANADIENSE
    La operatividad de las nuevas plantas, como ya sucede con las que están en funcionamiento, correrá por cuenta de Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA) y está previsto que, en el primero de los emprendimientos se utilice la tecnología canadiense Westinghouse, operativa a base de uranio natural.
    La otra central, en tanto, ya alineada con las técnicas que emplea China en su entramado de puntos energéticos, operará con uranio enriquecido.
    Desde el Ministerio de Energía, fuentes vinculadas con la subsecretaría de Energía Nuclear aseguraron que el acuerdo a firmar en Pekín “es superador de lo que había establecido el gobierno anterior, dado que mejora las condiciones de financiamiento y compromete a los chinos en el buen funcionamiento de las centrales”.
    “Todavía restan definir ciertas cuestiones de diseño. Pero estamos en una primera etapa decisiva y depende de lo que se firme en China. Lo importante es que generará oportunidades de negocios, además de representar un gran aporte a la matriz energética”, indicaron en torno a la cartera.
    El crédito que aportarán los asiáticos se estructurará vía el banco ICBC. Según pudo saberse tendrá un costo financiero total de 4,8%, y estará ajustado a un plazo de 20 años con ocho de gracia.
    Dadas las características del acuerdo, la decisión de los chinos de no participar en la construcción de Atucha III abre automáticamente la posibilidad de que buena parte del desarrollo caiga en manos de empresarios argentinos.
    Por supuesto que este aspecto no pasa desapercibido para el Gobierno, que hasta ve con buenos ojos la injerencia de compañías nacionales en la construcción de la nueva central.
    “Tal como está planteado el proyecto, cerca del 40% de los insumos pueden ser aportados por firmas locales. Hay compañías que se podrán hacer cargo de ciertas fases de la obra civil y aportar equipamiento de medición y hasta algunos generadores de vapor, dado que hay empresas que desarrollan esta tecnología en el país”, sostuvo Emilio Apud, asesor de Cambiemos y actual director en YPF.

    Los presidentes Xi Jinping, Mauricio Macri y Vladimir Putín en China.