• Hoy 28 - Zárate - 9.9° / 11.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 76%
  • Charlas, reflexión y debate por la Semana del Parto Respetado

    17/5/2017

    “Una mujer embarazada no es una persona enferma. Sin embargo la culminación de ese estado, el parto, se ha convertido en un acto medicalizado y, por sobre todas las cosas, violento; cuyo universo simbólico está signado por quirófanos llenos de personal, bisturís, camillas, maltrato de profesionales y no profesionales médicos, la restricción de ingreso a salas del propio padre como acompañante y el traslado del recién nacido a otra sala lejos de la teta de la madre son denominadores comunes de una sistemática Violencia de Género, en este caso en una de sus manifestaciones, la violencia obstétrica ejercida en hospitales públicos y clínicas privadas”. Así lo marcan los testimonios de muchas mujeres víctimas de esta Violencia de Género.
    Estos procesos deshumanizan uno de los momentos más humanos de la vida: el nacimiento. Y así como no existen argumentos que convaliden la violencia de Género extramuros de un establecimiento médico, tampoco las puede haber dentro.
    Estas situaciones se comparten en la Semana Mundial de Parto Respetado donde se propone que la mujer decida sobre su cuerpo, aún en una situación de vulnerabilidad como es la de estar por parir. El lema de este año en Argentina es: “40 semanas?”; en relación a lo simbólico del propio sistema capitalista, de cuantificar todo a expensas de los procesos naturales como la gestación, el embarazo y el parto.
    Y nuestra ciudad, por primera vez, no miró para otro lado; fue por eso que se llevó a cabo el pasado sábado una “Jornada para Reflexionarnos” en la Biblioteca Popular José Ingenieros sobre cómo es que parimos. En el cual la premisa no fue tanto la violencia obstétrica sino el empoderar a la mujer. Por eso el encuentro se desarrolló en función de intercambiar experiencias, conocimientos y para repensar varios temas relacionados al embarazo, el parto, y el nacimiento.
    Entre las diferentes actividades se realizaron círculos femeninos con propuestas lúdicas, exposición de obras de dibujos, pinturas y fotos, proyecciones y círculos mixtos donde prevaleció la información, el debate y las perspectivas tanto femeninas como masculinas.
    Las integrantes del Círculo de Mujeres Soroser, junto a la subcomisión de Empoderamiento Femenino de la biblioteca, repasaron varios temas, entre ellos los derechos de la mujer y del bebé a la hora del parto, como así también detalles en el proceso fisiológico para recordar la forma en que nacíamos antes de la proliferación de las cesáreas. “Soroser” está conformado por una doulas, artistas, docentes y activistas sociales y la idea de plantear esta jornada también sirvió para montar una muestra de fotografías y pinturas que se mantendrá hasta fin de mes.
    Respecto a la jornada, también se difundieron estadísticas nacionales y se compartieron experiencias de violencia obstétrica, abriendo la posibilidad de contactar los organismos nacionales dedicados a recibir este tipo de denuncias. Los asistentes remarcaron que se trata de una temática de la cual no se habla y de las cuales muy pocas entidades se hacen eco brindando un espacio. La excepción fue la biblioteca José Ingenieros y de allí provino el interés que recibió la jornada. Entre más de 30 participantes se contó con la presencia de vecinos de Zárate, Campana y Luján. Tanto las organizadoras como los asistentes salieron movilizados bajo una premisa universal, y humana; nacer con amor cambia el mundo.