• Hoy 28 - Zárate - 9.9° / 11.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 76%
  • Trabajadores preocupados por el accionar de “motochorros”

    24/5/2017

    En la última reunión de la Mesa de Seguridad de la cual participaron las autoridades de las fuerzas que operan ciudad, junto al intendente Osvaldo Cáffaro y el Secretario de Seguridad Gastón Otero, se planteó la problemática del accionar de “motochorros”, como una de las principales modalidades delictivas actuales.
    Este tipo de hechos se registran a toda hora y en distintos puntos de la ciudad. Los delincuentes actúan casi siempre en parejas, de manera violenta y con una sorprendente velocidad en la ejecución.
    Generalmente, son dos jóvenes en moto, con casco o uno a cara descubierta, que interceptan a vecinos que van hablando por celular, aprovechando de que tienen un teléfono en la mano, o toman de sorpresa a otros frentistas distraídos. El proceder es el mismo, el acompañante se baja exhibiendo un arma de fuego y le pide a la víctima que le entregue el celular y dinero; mientras el conductor hace de “campana” y hasta de guía, explicando cómo debe proceder el otro delincuente. Tras la comisión del hecho, los sujetos escapan en el rodado.
    Desde hace varios meses, el sector trabajador que ingresa a las plantas de la zona en horario nocturno, ha sido el blanco de los malvivientes. En diálogo con LA VOZ, trabajadores que esperan los micros para llegar a sus puestos de trabajo –o bien se movilizan en bicicletas y motocicletas-, comentaron que durante la madrugada –en el horario comprendido entre las 4 y las 6 de la mañana-, la situación en barrios como Villa Massoni, San Jacinto, Villa Carmencita, Juana María o Villa Fox, entre otros, presenta un escenario hostil, siendo víctimas cotidianamente de estos hechos.
    “Hay controles de Prefectura a tres o cuatro cuadras y a nosotros nos roban como si no estuviera nadie. Todos saben que en esos horarios salimos a trabajar, y no se activan mecanismos para protegernos”, explicó un vecino de Villa Carmencita, quien sostiene haber sido robado dos veces sobre calle Pellegrini, mientras acudía a su trabajo.
    Según agregan, han optado por movilizarse en grupos o viajar juntos para evitar estos abordajes, aunque de todas maneras continúan expuestos a las acciones delictivas. Lo cierto es que a pesar de la colocación de las cámaras de seguridad, y los controles vehiculares, los delincuentes han hallado la forma de evadir a las fuerzas de seguridad, logrando cometer sus actos con total impunidad.