• Hoy 17 - Zárate - 9.4° / 9.9°
    • Nublado
    • Presión 1031 hpa
    • Humedad 54%
  • “Buscamos concientizar, sensibilizar e informar sobre una droga legal, como es el tabaco”

    3/6/2017

    En la mañana de ayer, miembros de la Liga Argentina Argentina de Lucha Contra el Cancer (LALCEC) Zárate, el Centro de Prevención de Adicciones y profesionales médicos de la Clínica del Carmen desarrollaron una actividad de información y concientización sobre el consumo del tabaco, en el marco de la campaña gratuita de prevención de cáncer de pulmón.

    En primer lugar, la tarea se inició en la sala de espera del anexo de la Clínica del Carmen, donde el Dr. Carlos González Palacios, médico clínico y oncólogo, brindó una charla a quienes se encontraban presentes, con el objetivo de difundir la mayor cantidad de información posible en torno a la adicción al tabaco, y sus consecuencias tanto para fumadores activos, como pasivos.

    Luego del desarrollo de la charla, miembros de LALCEC y el CPA realizaron distintas pruebas a vecinos con el cooxímetro recientemente adquirido, gracias a una donación del Círculo Médico de Zárate. Este dispositivo emplea una técnica espectrofotométrica para detectar la pérdida en la capacidad de oxigenación de la hemoglobina que consiste en determinar el nivel de monóxido de carbono, en el aire espirado por una persona.

    “Estamos probando, el cooxímetro que es para detectar el monóxido de carbono presente en el cuerpo de fumadores activos y pasivos, porque las personas que no fuman también tienen sus riesgos”, explicó la presidenta de LALCEC, Mirta López.

    La actividad, se extendió a establecimientos públicos dado que, más tarde, la campaña se trasladó a la Escuela Técnica Nro. 3 y luego al Banco Provincia.

    “La gente toma conciencia cuando tiene problemas o se le detecta algo grave. Es difícil llegar a los chicos, pero tratamos de mandar un mensaje para que sepan lo malo que es el cigarrillo”, reflexionó López.

    Por su parte, Patricia Olivares, Coordinadora del CPA, quien estuvo acompañada por Sandra Santangelo, agradeció la iniciativa y destacó la importancia de los tres pilares de la campaña que son “concientizar, sensibilizar e informar sobre una droga legal, como es el tabaco”.

    “La gran preocupación es que los adolescente y hasta los niños hacen uso del tabaco, sin registrar que están frente a una droga. Una sustancia que afecta el sistema nervioso central, por ende afecta su comportamiento. El componente que tiene un cigarrillo no es como en décadas anteriores, tiene una capacidad adictiva desde el punto de vista químico y es destructivo para el individuo”.

    Actualmente, el CPA se encuentra funcionando en Tierra del Fuego 31, de lunes a viernes, de 9 a 12 horas para la solicitud de turnos.

    En dialogo con la prensa, el Dr. Carlos González Palacios manifestó: “Es importante concientizar a la gente e informar, es una de las funciones principales que tenemos los médicos, sobre todo en determinadas especialidades. Tenemos que tratar de prevenir, explicar es educar. Es de la única manera con la que se logró que saliera una ley que prohibe fumar en lugares cerrados”.

    Durante sus palabras a quienes se encontraban en la sala de espera, el profesional destacó los riesgos de los fumadores activos, pero puntualizó las consecuencias de aquellos que conviven con una persona fumadora.

    “Es muy importante el tema de los fumadores pasivos, a veces una persona no se da cuenta que esta fumando y vive al lado de un fumador activo. Esa persona puede tener el mismo riesgo de tener una enfermedad pulmonar que el fumador activo”, detalló.

    En esta línea, sostuvo que el consumo del tabaco, además del riesgo de cáncer, genera complicaciones pulmonares, falta de aire, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, y problemas de vejiga. “Hay que separar el cigarrillo, del habano, de la pipa. El habano genera trastorno de esófago y la pipa de lengua. Mucha gente no lo sabe, pero no deja de ser tabaquismo. Lo que provoca la adicción es la nicotina, que llega al cerebro donde hay detectores que, mientras más nicotina uno consume, el cerebro más le pide. Entonces se convierte en un círculo vicioso, y como todo vicio no se puede curar, como la drogadicción con otro tipo de sustancia o el alcoholismo que es otro tipo de drogadicción. Lo que se puede lograr con las adicciones, además de prevenirlas, es controlarlas. Los daños que se producen en el sistema, no se van a retrotraer, pero tampoco van a seguir avanzando”, concluyó.

     

     

     

    A %d blogueros les gusta esto: