• Hoy 17 - Zárate - 9.4° / 9.9°
    • Nublado
    • Presión 1031 hpa
    • Humedad 54%
  • La jueza determinó la pena de 2 años para el policía que disparó y mató a un joven

    24/6/2017

    La jueza del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2, Dra. Elena Bárcena determinó ayer la pena que cabe al oficial de policía Elio Daniel Pintos declarado culpable en el Juicio por Jurado realizado la semana pasada en la sede del Tribunal en Campana. La pena impuesta al policía que mató en una persecución a un ladrón -como se probó en el juicio-, fue de dos años de ejecución en suspenso, por lo cual Pintos, quien fue apartado de la fuerza en junio de este año, no irá preso.
    Pintos fue encontrado culpable por exceso en sus funciones de policía ya que en la persecución disparó un tiro mortal.
    El hecho en que terminó muerto Fernando Duarte (15 años), ocurrió en Zárate en octubre de 2012. Recibió un tiro por la espalda ejecutado por el efectivo de la policía bonaerense y murió desangrado en horas de la tarde el 19 de octubre en el barrio Juana María. Era estudiante de la Escuela Secundaria Nº 22.
    El día del hecho, la Jefatura Distrital recibió un llamado al 911 donde se avisaba de un robo. La policía persiguió a los supuestos autores y disparó bajo la sospecha que estaban robando. El joven muerto no estaba armado; a raíz de esto el caso fue tomado por la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y caratulado de “gatillo fácil”.
    Durante el proceso se plantearon distintas evaluaciones condenatorias para lo acontecido; “Homicidio agravado por el abuso de la función policial”, a lo que le correspondería condena de prisión perpetua; y “Exceso en el cumplimiento del deber”.
    Finalmente, tras las diferentes audiencias y exposiciones de testigos y peritos, el jurado arribó a un veredicto condenatorio el jueves 15 , luego de más de tres horas de deliberación. En esta oportunidad, la culpabilidad no se definió por la figura más gravosa, sino que Pintos fue hallado culpable por unanimidad de “Exceso en el cumplimiento del deber”. De esta manera, al efectivo policial le cabría una pena similar a la que el Código Penal marca para el “Homicidio culposo”, de acuerdo al artículo 35 que establece que “el que hubiere excedido los límites impuestos por la Ley, por la autoridad o por la necesidad, será castigado con la pena fijada para el delito por culpa o imprudencia”.
    En cuanto a la pena que corresponde entonces por esta figura, el artículo 85 del Código Penal dice que “será reprimido con prisión de uno a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte”.
    En esta ocasión, fue presidente del Tribunal Presidenta la Dra. Elena Bárcena; Secretario, el Dr Federico Martinengo. Desarrolló sus funciones como fiscal de acusación el Dr. José Luis Castaño; y fueron abogados defensores los doctores Horacio Henricot y Hugo Tomei.

    A %d blogueros les gusta esto: