• Hoy 17 - Zárate - 9.4° / 9.9°
    • Nublado
    • Presión 1031 hpa
    • Humedad 54%
  • La justicia no hizo lugar al pedido de desalojo en barrio Reysol y desde el Municipio insistirán con acciones legales

    30/6/2017

    El presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ríos, dialogó con la prensa y se refirió a la actual situación del predio usurpado en barrio Reysol desde hace más de tres meses, luego de que el Juez de Garantías del Juzgado de Garantías Nro. 2, Dr. Julio Grassi, decidiera no hacer lugar al pedido de desalojo realizado por el Municipio de Zárate.
    Días atrás, se llevó a cabo en el edificio donde funciona el Concejo Deliberante, un encuentro con vecinos de Reysol encabezado por el Secretario de Desarrollo Humano y promoción Social, Rodrigo García Otero, donde se pudo plantear la situación en el lugar, y desde el Ejecutivo sostuvieron que insistirán con las medidas judiciales.
    En dicha reunión, también estuvieron presentes autoridades del Concejo Deliberante junto al bloque de concejales de Nuevo Zárate. “Es una cuestión donde nosotros estamos accionando judicialmente a través del Municipio, con una preocupación muy grande respecto a lo que allí está sucediendo. Lamentablemente, en ese sentido, vamos a acompañar a los vecinos hasta las últimas consecuencias, hasta ahora no se están dando los resultados que esperábamos. No avalamos ningún tipo de usurpación, no hay una necesidad extrema, hay otros tipos de intereses”, señaló Ríos y repudió los actos violentos vividos por los funcionarios, al intentar dialogar con los usurpadores.
    En lo que respecta a la resolución de la Justicia, el presidente del Concejo Deliberante definió: “La Justicia tiene una lectura errónea de lo que está sucediendo, a pesar de eso entendemos la situación y respetamos la leyes, pero hay que insistir y darle una mirada diferente. La inmensa mayoría de los vecinos está padeciendo esto.
    Según detalló, la resolución de Grassi “manifiesta el apego a una normativa vigente (Ley de Hábitat) y una lectura catastral que no es la que nosotros consideramos. Estamos pidiendo que se hagan actos de constatación, que se escuche a aquellas personas que hacen entre 25 y 40 años que están en el lugar, y saben que ese terreno tiene un proyecto. En base al dialogo se puede construir, en base a la violencia no”. Esto refiere a que la mencionada ley, impide las acciones de desalojo en predios categorizados como “Villas o asentamientos”; en este punto, existe la mirada subjetiva sobre los límites del asentamiento ubicado a metros del lugar que, según insisten desde el Municipio, no pertenece al predio actualmente ocupado.
    Asimismo, el concejal ratificó que “la situación no responde a una necesidad, sino a intereses inmobiliarios. Nosotros estamos dispuestos al dialogo, pero no en base al avasallamiento como ocurrió en este caso”.
    La situación en el lugar donde se encuentra ubicado el predio -entre las calles Pueyrredón, Falucho, Soler y Rodríguez Peña- es compleja; por un lado, existe un notorio malestar en los vecinos que se resisten a la instalación de un asentamiento, y por el otro tiene como damnificado al Estado Municipal, dado que el predio –bajo la denominación catastral “2i”- presenta título de propiedad y escritura a nombre del Municipio.
    En el terreno lindero al usurpado, se encuentra ubicada una cancha de fútbol y una plaza para los chicos del barrio, mientras que en otro sector, la Municipalidad había colocado varios montículos de tierra para evitar este tipo de acciones. Al respecto, una de las parcelas tiene un proyecto presentado ante la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, con el objetivo de radicar allí la construcción de un jardín de infantes de seis salas para el barrio. El proyecto ya ha sido aprobado y desde el Municipio se encuentran a la espera del llamado a licitación de parte del Ministerio de Educación de la Nación.

    A %d blogueros les gusta esto: