• Hoy 27 - Zárate - 9.1° / 9.7°
    • Despejado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 85%
  • Momentos de tensión en el acampe en Carboclor

    22/7/2017

    En la edición de ayer, informábamos sobre la profundización del conflicto en la planta industriade la empresa Carboclor en Campana, donde más de 150 trabajadores reclaman el pago total de sus indemnizaciones, luego de que el directorio de la compañía decidiera cerrar la producción y dedicarse a la logística y el almacenamiento.
    Dirigentes gremiales que acampan en el lugar junto a los trabajadores desde hace varios días, informaron a LA VOZ que la medida de bloquear el ingreso a la planta, tiene que ver con el incumplimiento por parte de la empresa en realizar el pago total de las indemnizaciones correspondientes, ante el despido masivo de los empleados.
    El pasado jueves, autoridades policiales se acercaron a las inmediaciones de la planta a fin de notificar a los manifestantes, sobre las medidas que se tomarían a fin de desactivar la manifestación y el bloqueo. Al respecto, los representantes gremiales del Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos, señalaron que el fiscal interviniente en la causa, debería decidir si responder a las peticiones realizadas desde la empresa, o respetar las acciones de los trabajadores que reclaman su justa indemnización. Además, refirieron que las autoridades de Carboclor pretenden pagar sólo el 50% –con el aval del Ministerio de Trabajo de la Nación-, de las indemnizaciones que ya habían sufrido una retención del 35%.
    En horas de la mañana de la jornada de ayer, se vivieron momentos de mucha tensión en el lugar, dado que al acampe se habían sumado familiares y allegados de los trabajadores y dirigentes gremiales, y se sumó la presencia intimidatoria de un importante número de efectivos policiales. Durante varias horas, los ánimos en el lugar no eran los mejores y luego algunas horas, los uniformados se retiraron del lugar. Fuentes sindicales informaron a este medio que la principal preocupación era que se disponga el desalojo del lugar –cuya orden fue solicitada a las autoridades a cargo del operativo y no fue entregada-, repitiendo el acto represivo ocurrido en las puertas de la planta de Pepsico, días atrás.
    “Otra vez la Justicia y el brazo armado de las fuerzas de seguridad de la Provincia de Buenos Aires son manipulados en favor de los poderosos empresarios, que aun sin razón y sin derecho alguno, se obstinan en someter inescrupulosamente a los trabajadores, aprestándose para reprimirlos, haciéndonos recordar a la temible Área 400 de la dictadura militar”, expresa un comunicado difundido por el sindicato químico.
    Según afirmaron desde los gremios, al cierre de esta edición se aguardaba un llamado de la gobernadora Vidal, a las autoridades de la empresa, aunque no pudieron establecer qué rumbo tomaría la situación.