• Hoy 5 - Zárate - 10.7° / 11.5°
    • Nublado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 75%
  • Y un día se derrumbó…

    16/5/2019

    No se sabe cuánto años tenía, pero su presencia era un símbolo autóctono del lugar. Erguido y con sus ramas simulando cientos de brazos elevados al cielo, su contextura no era muy robusta, pero su elegancia llamaba la atención a quienes con curiosidad y sentido de lo bello, caminan por la Costanera zarateña. Esta foto tomada días antes de su fatal caida, es un testimonio de ese ombú, estético y solitario, engalanado el camino y acogiendo bajo sus ramas a quienes se sentaban allí para descansar.
    Pero un día dijo basta, y se desplomó con tal mala fortuna que aplastó un automóvil que bajo su sombra había estacionado. Y fue entonces noticia, salió de ese anonimato al que estaba destinado desde hacía tantos años, que quizás nadie tenga ya memoria. Pero no para todos era un ser anónimo, como para quien se preocupó en tener una foto suya, que es la que vemos, tomada unos días antes de su caída. Hoy en el lugar quedan sus restos cortados en pedazos, una sombra de lo que fue ese gigante de madera esponjosa y blanda, que no sirve para leña de fogones ni talla de carpintería, pero que con su belleza adornaba el espacio y con su sombra acogía al caminante.