• Hoy 30 - Zárate - 21.8° / 24.7°
    • Despejado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 63%
  • 3/9/2019

    El gremio de Smata Zárate-Campana confirmó que la empresa japonesa Honda dejará de producir automóviles en su planta de Campana a mediados del mes pasado, en la semana posterior a las elecciones primarias.
    Para ello seguirá un cronograma ya estipulado que concluirá en mayo del año entrante; asimismo ratificaron que los trabajadores desocupados dentro del convenio de Smata son 340 obreros y otros 160 fuera de convenio que se dedican a tareas de supervisión y administrativas.
    El “combo económico” que determinó el cierre de la planta fue la baja del consumo interno, la falta de previsibilidad a largo plazo y la alta presión impositiva generaron la decisión corporativa de la empresa. Por lo tanto, la marca japonesa abandonará la producción del modelo SUV H-RV el cual será importado desde Brasil; y concentrará toda su producción en motos.
    La HR-V iba a tener un ritmo inicial de 15.000 unidades, de las cuales 70% iban a ser destinadas al mercado de Brasil, pero las expectativas debieron aplacarse por la crisis económica en el país vecino y la empresa concentró casi toda su producción para el mercado interno, pero a la vez debió contraer su ritmo de producción a no más de 9 mil unidades por año.
    Respecto a los empleados, la firma japonesa explicó que abrirá un plan de retiros voluntarios para toda la compañía y advirtió que no hay posibilidad de reabsorber trabajadores de la planta de autos a la de motos.
    “Abriremos un retiro voluntario para todo el personal de Honda de Argentina, ya sea de planta o administrativo”, aclaró Santiago Di Pardo, gerente de Relaciones Institucionales de Honda. “No hay opción de reabsorber personal en la planta de motos, por eso una vez que sepamos la gente que acepta los retiros, en base a eso se harán las relocalizaciones. Comenzamos a hablar con los sindicatos para lograr el mejor plan de retiros voluntarios posible”, añadió Di Pardo; en consonancia con lo planteado por el gremio de Smata, que habrá reuniones periódicas con representantes de la firma para ver cómo siguen con el proceso de cierre hasta mayo del año entrante.
    En 2011, la automotriz japonesa había inaugurado la planta en Campana, después de un período de incertidumbre debido a que no se terminaba de consolidad el proyecto.
    En tanto en el 2006, Honda había inaugurado otra fábrica de motos en Florencio Varela que, unos 10 años después y también bajo la gestión de Mauricio Macri, también decidió cerrar para concentrar toda su actividad en Campana.
    Toyota y Suzuki acuerdan una alianza de capital
    Las dos automotrices japonesas hicieron público un comunicado conjunto ratificando un nuevo acuerdo, que ellos llaman “alianza de capital”.
    Mediante este convenio, Toyota adquirirá 24 millones de acciones de Suzuki, representativas del 4,94% del capital, por un importe de 96.000 millones de yenes (820 millones de euros al cambio actual), mientras que Suzuki se hará con títulos de Toyota por 48.000 millones de yenes (410 millones de euros).
    Toyota y Suzuki empezaron a considerar una colaboración en octubre de 2012 y en marzo de este año anunciaron que empezarían a concretar los campos en los que tienen interés de cooperar mutuamente; como el desarrollo conjunto de productos, fabricación, cadena de suministro o electrificación.
    Ambas destacaron que el sector del automóvil se encuentra en la actualidad en un momento de cambio “sin precedentes” por la regulación medioambiental, la entrada de nuevas empresas en la competencia y por la diversificación del negocio de la movilidad.
    “Las dos empresas pretenden registrar un crecimiento sostenible superando nuevos retos que sobrevuelan al sector del automóvil, mediante la construcción y profundización de relaciones cooperativas en nuevos campos, al tiempo que continúan siendo competidoras”, aseguraron Toyota y Suzuki.
    Recientemente, el Presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, y el Presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, han informado que, como parte de un acuerdo marco entre ambas empresas, la automotriz comenzará a producir en su planta de Zárate con energía renovable producida por YPF LUZ.
    De esta forma en el lapso de un año y medio, la planta de Toyota de Zárate producirá sus vehículos con energía 100% renovable. La acción responde a las iniciativas de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente de la empresa japonesa en su planta de Zárate, que el año pasado superó las 125.000 unidades y este año apunta a conseguir un nuevo record de producción por encima de las 140.000 unidades.