• Hoy 19 - Zárate - 7.9° / 8°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 45%
  • Cómo sigue la investigación por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

    31/1/2020

    Sigue adelante la investigación por el crimen de Fernando Báez, que estaba de vacaciones en Villa Gesell y por el que hay implicados y detenidos diez jóvenes zarateños. Hasta ahora, los acusados se encuentran detenidos en la alcaidía de Dolores y se esperan los resultados de peritajes claves en los próximos días.
    Con las ruedas de reconocimientos ya realizadas y en las cuales los testigos habrían reconocido a 9 de los 10 acusados, la causa avanza en la búsqueda de pruebas más allá de los testimonios. A los videos que circularon a través de redes sociales y los registrados por las cámaras de seguridad en las inmediaciones del lugar del hecho, se le suman los peritajes de los teléfonos y de rastros.
    El análisis de los celulares secuestrados está a cargo de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina, con sede en la Escollera Norte de la ciudad de Mar del Plata, a pedido de la jefa de la Unidad Funcional de Instrucción 6 (UFI 6) de Gesell, Verónica Zamboni, quien tiene a su cargo la investigación del homicidio ocurrido el 18 de enero último a la salida del boliche “Le Brique”.
    Los aparatos móviles de los 10 zarateños aportarán más de cuatro terabytes de información y se espera que se obtengan precisiones sobre la participación y el rol de cada uno de los imputados. Los peritos recibieron seis teléfonos Iphone, dos Huawei y un Motorola, que fueron secuestrados durante el allanamiento que se realizó pocas horas después del crimen, en la vivienda que alquilaban en la ciudad balnearia.
    La fiscal Zamboni y un equipo de analistas de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Villa Gesell intentarán obtener imágenes, conversaciones o elementos que puedan precisar el grado de intervención o no de cada uno de los zarateños imputados por el asesinato. En cuanto a los peritajes de rastros, se busca determinar si las manchas halladas en la ropa y las zapatillas secuestradas son de sangre.
    Los investigadores expresaron que en caso de que se compruebe que esas manchas son de sangre, los peritos intentarán elaborar un ADN y compararlo con el patrón genético de Fernando Baez.
    Mientras tanto, los 10 zarateños fueron trasladados al penal de Dolores donde permanecerán alojados en la alcaidía. El grupo se encuentra en una celda exclusiva, separada del resto de la población de los privados de la libertad por temor a represalias de otros presos.
    LOS DETENIDOS
    Los zarateños detenidos son Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20).
    “No tendrán contacto con la población carcelaria y permanecerán ahí bajo estricta vigilancia y control”, señaló el Servicio Penitenciario Bonaerense. El SPB aclaró también que, en caso de dictarse la prisión preventiva, los imputados “serán asignados a otra unidad”.
    El acceso al sector donde fueron ubicados se encuentra al lado del control del personal, con una pequeña ventana que les permitirá la observación directa, y serán designados a cubrir esa zona oficiales jefes penitenciarios durante las 24 horas. Al igual que los demás internos, los zarateños recibirán visita los jueves y se incrementará la seguridad para el caso de que tengan que desplazarse dentro del establecimiento.
    Cabe destacar que, la Unidad 6 de Dolores es uno de los penales que tiene mayor sobrepoblación de la provincia de Buenos Aires. El mismo Servicio Penitenciario admitió que actualmente tiene alojados a 875 presos y trabajan cerca de 480 agentes penitenciarios.
    En tanto, Pablo Ventura, fue liberado al comprobarse que no estuvo en Villa Gesell ese fin de semana y que tampoco tenía relación con el grupo de diez jóvenes zarateños que permanecen detenidos en Dolores.

    La detención del grupo de zarateños en el chalet que habían alquilado en Villa Gesell.