• Hoy 30 - Zárate - 12° / 13.2°
    • Despejado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 70%
  • Hospital “Virgen del Carmen” y sus 90 años: hoy más que nunca en la primera línea de lucha contra la pandemia

    23/4/2020

    Desde fines del siglo XIX y durante las tres primeras décadas del siguiente, la asistencia social y el cuidado de la salud pública en Zárate era brindada a través del Hospital de Nuestra Señora del Carmen, fundado y administrado por la Sociedad Protectora de los Pobres (1894) siendo su primer director el Dr. Félix Pagola. Se sumó a este establecimiento diez años después la Sala de Primeros Auxilios y Hospital La Caridad, creada el 17 de junio de 1904, donde brindaron sus servicios desinteresados los doctores Amadeo Paradelo, Manuel Sundblad, Marcos Doyen, Carlos Roldán Vergés, Justo P. Viera y Miguel Bertero, entre otros.
    LA NECESIDAD DE
    UN NUEVO HOSPITAL
    En las primeras décadas del Siglo XX, Zárate experimentó un notable crecimiento producto de la radicación de industrias, principalmente frigoríficas, y del activo intercambio comercial y portuario. Enfermedades como tuberculosis, viruela, meningitis, neumonía y gastroenteritis eran las principales causas de defunción . A éstas debían agregarse las propias que afectaban a los chicos, que en muchas graves. Además del alto porcentaje de enfermedades venéreas como la sífilis.
    Hacia 1927, la ciudad contaba ya con una población de 24.000 habitantes en tanto que en la zona rural los datos estadísticos hacen referencia a 11.000 habitantes. En este contexto se hacía necesario contar con un nuevo centro asistencial, en lo posible de carácter regional, que complementara los adelantos existentes en Medicina.
    A la concreción de esta obra dedicaron sus esfuerzos el Dr. Horacio Pérez de la Torre y el diputado radical Irineo Mario Castex, autor del proyecto de dotar a Zárate de un nuevo hospital.
    EL PROYECTO SE CONCRETA
    En las primeras décadas del presente siglo, la arquitectura hospitalaria, respondía al tipo pabellonado, es decir varios edificios separados entre sí por jardines y calles, ubicados dentro de un predio extendido en superficie, que generalmente ocupaba una manzana o más. El pabellón era, entonces, la unidad funcional en estos establecimientos.
    Siguiendo este modelo, el Hospital Regional de Zárate fue proyectado por la Dirección de Arquitectura y Construcción de Edificios de la Provincia de Buenos Aires, sobre la base de siete pabellones generales (destinado unos a hombres y el otro a mujeres, con capacidad para treinta y una camas) de cirugía, de maternidad, de infecciones y un pabellón de servicio formado por la cocina general del establecimiento y dependencias anexas. La obra, ejecutada por los ingenieros Midrette y Miggone, fue financiada por el gobierno bonaerense y emplazada en un terreno donado por la Sociedad de Fomento de Villa Massoni, con vista al río Paraná de las Palmas, delimitado por las calles Félix Pagola, Paso, Avellaneda y Pavón.
    La ceremonia inaugural se realizó el miércoles 23 de abril de 1930, con la presencia del Director General de Higiene: Dr. Joaquín Durquet; el Intendente Municipal Estanislao de la Torre; autoridades comunales; jefes del Parque de Artillería y del Distrito Militar y vecindario .
    El siguiente fue el discurso pronunciado por el Intendente Municipal de Zárate Estanislao de la Torre el día de la inauguración del Hospital Regional: “Con verdad puede decirse que el acto que hoy nos congrega en este lugar representa toda una bella realidad de trascendental importancia para el progreso de esta comuna. Tal es el concepto que surge espontáneo en el instante de la inauguración de este hermoso establecimiento que ha de ocupar un lugar destacado entre los de su género y cuya habilitación viene a llenar una necesidad, realmente sentida. Fuera injusto proseguir, sin recordar al distinguido ex diputado y actual inspector general de Consulados don Irineo Mario Castex, quien con clara visión de las necesidades del pueblo fue autor del proyecto de dotar a Zárate de un Hospital, al servicio de tan noble idea puso la actividad y el entusiasmo que le eran habituales. La iniciación de la obra y su pronta terminación constituyeron una de sus mayores preocupaciones. La fuerza de las circunstancias ha querido que no le quepa en suerte asistir a esta ceremonia inaugural y ello es doblemente sensible por cuanto la fiesta de hoy, habría significado para él, el verdadero y mejor premio a la acción tesonera que señaló ese brillante aspecto de su paso por la legislatura, el que por otra parte y desde este momento, puede afirmarse que le ha conquistado un público reconocimiento. Séanme permitidas asimismo, breves palabras de recuerdo para la sociedad propietaria de los terrenos de Villa Massoni, que con ejemplar generosidad donó el pintoresco solar donde hoy se levantan esos pabellones; simpático gesto que no borrará el tiempo”.
    Fue su primer Director el Dr. Horacio Pérez de la Torre, integrándose el plantel profesional con los doctores Eduardo Brandt como Subdirector, Aurelio Aleotti, Rafael Roldán Vergés y Miguel Bertero como Jefes de Sala, Amadeo Paradelo en Rayos X; Hamilton Cassinelli en Cirugía; Aurelio Fernández en Farmacia; Enrique Gaya en Laboratorio y la Sra. Ernestina S. de Morales en Maternidad.

    EL HOSPITAL ZONAL EN LAS ULTIMAS DECADAS

    El hoy Hospital Zonal Descentralizado “Virgen del Carmen”, ha constituido, a lo largo de sus 90 años, una entidad significativa para la comunidad zarateña.
    Producida la demolición de los pabellones, el Gobierno de la Provincia costeó en su totalidad la construcción y equipamiento del nuevo edificio, concluyendo las obras a fines de 1982.
    Dos entidades zarateñas de bien público, con amplio apoyo de la comunidad, contribuyen al desenvolvimiento del Hospital: su Asociación Cooperadora y la Fundación que lleva igual nombre que el establecimiento. Ambas instituciones cumplen un rol primordial por su contribución en salvaguarda del mejoramiento en la atención de la salud pública de nuestro medio y de regiones vecinas.
    En las actuales circunstancias de Pandemia global provocada por el Covid-19, este Hospital se ha transformado en el epicentro regional para la atención de pacientes afectados por esa enfermedad. Todo su equipo de dirección, médicos, enfermeros, demás profesionales de la salud, personal de maestranza, seguridad, cooperadora están en esa primera línea de atención de enfermos como siempre , y aunque no es tiempo de celebraciones masivas, seguramente toda la población que alguna vez recibió allí atención, reconocerá a esta institución sanitaria, siempre al servicio de la comunidad.

    Fuente:
    Arq. Silvia Irene Baccino y Arq. María Luisa Sorolla

    La sala de partos en la década de 1940.