• Hoy 1 - Zárate - 16.1° / 18.8°
    • Lluvia
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 42%
  • Movimiento social pide que se aplique la Ley de Abastecimiento: “El hambre no espera”

    24/4/2020

    Cuando se habla de la Ley de Abastecimiento, se hace referencia a la normativa que regula precios máximos y establece determinadas disposiciones a la compraventa, permuta y locación de cosas muebles, obras y servicio, y a las prestaciones de cualquier naturaleza, “que se destinen a la sanidad, alimentación, vestimenta, higiene, vivienda, deporte, cultura, transporte, calefacción, refrigeración, esparcimiento, así como cualquier otro bien mueble o servicio que satisfaga -directamente o indirectamente- necesidades comunes o corrientes de la población” y se extiende a todos los procesos económicos relativos a dichos bienes, prestaciones y servicios y toda otra etapa de la actividad económica vinculada directamente o indirectamente a los mismos”.
    En este marco, entre las conductas que prohíbe la ley se encuentran elevar artificial o injustificadamente los precios en forma que no responda proporcionalmente a los aumentos de los costos, u obtener ganancias abusivas; revaluar existencias; acaparar indebidamente materias primas o productos; intermediar innecesariamente; impedir la prestación de servicios u otros actos que tiendan a la escasez; negar o restringir injustificadamente la venta de bienes o la prestación de servicios, o reducir o no incrementar, sin causa la producción, entre otras.
    Por esta razón, desde la organización social Barrios de Pie – Libres del Sur, advirtieron que“sin alimentos, la pandemia será más cruel”, y pidieron la aplicación de la normativa en forma inmediata para resolver la distribución de comida en todo el país.
    “Estamos en una situación crítica. La pobreza y la malnutrición son problemas estructurales, que durante el gobierno anterior se profundizaron dramáticamente.Hay que tener presente que en este marco estamos afrontando una pandemia de dimensiones desconocidas”, señalaron desde el espacio que en la ciudad tiene como referente a Zulma De Angelis.
    Del mismo modo, manifestaron que “luego de una denuncia por sobreprecios, se frenaron las compras de alimentos secos en Desarrollo Social de la Nación. La consecuencia de ello es que hace quince días que no se entregan alimentos para abastecer los comedores comunitarios. Es un grave error que se hayan suspendido estas provisiones. Las sanciones no han sido para los proveedores inescrupulosos, se está castigando a los que menos tienen, a los más vulnerables, a los que pasan hambre”.
    En este punto, también remarcaron que la Ley de Abastecimiento plantea en su artículo 27, que frente a una situación de desabastecimiento o escasez de bienes o servicios que satisfagan necesidades básicas o esenciales orientadas al bienestar general de la población, “la autoridad de aplicación podrá disponer mediante resolución fundada su venta, producción, distribución o prestación en todo el territorio de la Nación”.
    Finalmente, concluyeron: “El gobierno tiene una herramienta. Es hora de aplicarla y retomar ya mismo la distribución de comida en los barrios. El hambre no espera”.