• Hoy 19 - Zárate - 14.4°
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 36%
  • Decomisan 700 kilos de carne por caza furtiva

    11/9/2020

    Guardaparques del Parque Nacional “Ciervo de los Pantanos” realizaron los pasados días 30 y 31 de agosto controles de rutina en el camino Islas Malvinas que concluyeron en el decomiso de un total aproximado de 700 kilos de carne de fauna silvestre, correspondientes a ejemplares de carpincho (Hydrochoerus hydrochaeris) y ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus). Los procedimientos incluyeron el inicio de las causas penales correspondientes, el labrado de infracciones, el secuestro de vehículos y la incineración del decomiso.
    Durante los operativos se trabajó articuladamente con la Dirección de Inspecciones del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, contando además con la rápida intervención del Escuadrón Seguridad Vial Autopistas Noroeste de Gendarmería Nacional y el Juzgado Federal de Campana (Sec. Penal N°2) y la participación de la Comisaria de Isla en uno de los operativos.
    La caza de fauna silvestre constituye un delito penal, según la Ley Nacional de Protección y Conservación de la Fauna Silvestre Nº 22.421, que aplica penas de dos meses a dos años (y hasta cinco años en casos agravados), siendo la Administración de Parques Nacionales la autoridad de aplicación administrativa de la misma dentro del área protegida donde ocurrieron los hechos.
    Si bien pueden existir episodios de caza para autoconsumo, en muchos casos estos hechos están asociados al tráfico de fauna, considerado un delito complejo con un importante trasfondo económico y en cuya red se ven involucrados tanto cazadores como acopiadores y distribuidores.
    Por esta razón, las penas previstas para el cazador se aplican también a toda aquella persona que participe en el transporte, almacenamiento, compra o venta de productos o subproductos provenientes de la caza furtiva.
    Esta problemática se ve agravada debido a que las poblaciones de ciervo de los pantanos en el Delta bonaerense se encuentran en peligro de extinción; razón por la cual desde 1998 están protegidas formalmente a través de la ley provincial Nº 12.209, que lo declara Monumento Natural en la provincia de Buenos Aires.
    La caza furtiva y el tráfico de fauna silvestre representan las principales causas de extinción de especies a nivel local. En este sentido, Parques Nacionales promueve la prevención de los delitos de caza furtiva, como parte de las medidas que conducen a mejorar las poblaciones animales de cada región.
    EL PARQUE NACIONAL “CIERVO DE LOS PANTAMOS”
    El Parque Nacional Ciervo de los Pantanos está ubicado en el noreste de la Provincia de Buenos Aires, en las localidades de Río Luján y Otamendi, entre la Ruta Panamericana (RN 9) y el Río Paraná de las Palmas, todo en el partido de Campana. Posee una superficie de alrededor de 5.588 hectáreas en las que se encuentran ambientes representativos de las ecorregiones Delta e Islas del Paraná, Pampa y Espinal.
    us orígenes se remontan al 10 de octubre de 1990, cuando por Decreto 2149 se creó la Reserva Natural Estricta Otamendi de 4.088 hectáreas. La puesta en valor de sus ambientes y la operatoria como área natural protegida promovieron la redefinición de su categoría de manejo. Es así como, en el año 1994, de acuerdo al Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 453, el predio primitivo quedaba zonificado en Reserva Natural Estricta, Reserva Natural Silvestre y Reserva Natural Educativa.
    El 10 de octubre de 2018 se sancionó la Ley Nº Ley 27.456 para la creación del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, que integra la Reserva Natural Otamendi con otras 1.500 de la Reserva Natural Río Luján, que se encontraba bajo jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires y luego de un convenio con OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) fue anexada a la Reserva Natural Otamendi, junto a un sector del delta de Campana.

    En el camino Islas Malvinas se incautó carne de fauna silvestre.