• Hoy 27 - Zárate - 8° / 8.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 75%
  • El fuerte temporal causó anegamientos y complicaciones

    28/9/2020

    El temporal desatado durante el pasado fin de semana, generó varias complicaciones en distintos puntos de la ciudad donde se registraron varias calles anegadas.

    La caída de ramas y cables producto del fuerte viento fue otro de los problemas que vivieron algunas zonas de la ciudad, pero sin duda, las intensas lluvias causaron varios inconvenientes como en la zona de Villa Florida, donde sigue vigente un problema histórico para los vecinos del barrio que, con cada lluvia, sufren anegamientos en las calles y, en algunos casos, hasta el ingreso de agua a las viviendas.
    Los alrededores del cruce de calle Comercio y San Lorenzo mostraron un panorama de la situación, con una gran cantidad de agua acumulada en la calle que impedía la circulación de los vecinos por el lugar.
    Varias esquinas del centro también mostraron el mismo paisaje, como Bolívar y Pueyrredón o Cuyo y Rivadavia, al igual que zonas como barrio España, Juana María o San Jacinto entre otros, donde se vieron serias dificultades de los sistemas de desagüe pluviales.
    Esto tiene que ver, según detallaron vecinos a este medio, con el comportamiento de los propios habitantes del lugar que suelen descartar residuos de manera irresponsable, que impiden el normal flujo del agua, así como también con una falta de mantenimiento de los sumideros que, en muchos casos, presentaban bloqueos producto de hojas secas y demás elementos. Esto ocasionó que a la gran caída de agua, se sumara las demora en los desagotes lo que derivó en una importante acumulación de agua en la vía pública.
    “Es histórica esta situación- se quejó un vecino domiciliado en Juana María- no puede ser que sabiendo que venía la lluvia no hayan ordenado limpiar los sumideros. Hace años que reclamamos y la realidad no cambia”.
    Otro lugar donde también se advirtieron perjuicios a raíz del temporal, es en la guardería del Club Náutico Arsenal, donde según remarcaron socios de la institución, algunas embarcaciones resultaron afectadas; de hecho, una lancha se fue a pique y debió ser recuperada por varias personas, tras ser alcanzada por las fuertes ráfagas de viento y lluvia.

    La esquina Pividal y Belgrano quedó inundada.