• Hoy 27 - Zárate - 10.3° / 11.7°
    • Despejado
    • Presión 1014 hpa
    • Humedad 70%
  • Comienza el juicio por los vuelos de la muerte de Campo de Mayo

    13/10/2020

    La semana entrante comenzará, por vía remota, el juicio por “los vuelos de la muerte” cometidos en Campo de Mayo. Se juzgará a cinco genocidas del Batallón 601, entre ellos a Santiago Riveros, quien fue jefe de Institutos Militares, por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el que fue uno de los centros clandestinos más grandes del país durante la última dictadura.
    Ante el Tribunal Oral Federal 2 de San Martín se iniciará el juicio por delitos de lesa humanidad a cinco militares retirados por estos vuelos que salían de Campo de Mayo para arrojar a víctimas del terrorismo de estado desde el aire al Río de la Plata y al océano Atlántico, durante la última dictadura cívico- militar.
    En el auto de elevación a juicio de la Fiscalía, a cargo de Marcelo García Berro, se señala: “Las víctimas que eran trasladadas al Batallón de Aviación 601 de Campo de Mayo, eran subidas, vivas o muertas, a los aviones y/o helicópteros del Batallón que luego despegaban y durante el vuelo eran arrojadas a las aguas del Río de la Plata y/o al océano Atlántico para que no fueran encontradas, debido a la clandestinidad del accionar desplegado por las Fuerzas Armadas”.

    Los cinco militares están imputados directamente por el secuestro, las torturas y el homicidio de cuatro víctimas. Adrián Rosace y Adrián Accrescimbeni que eran estudiantes secundarios, y fueron secuestrados a comienzos de noviembre de 1976, torturados en alguno de los cuatro centros clandestinos que funcionaron en Campo de Mayo, para luego ser subidos a un avión del Batallón y arrojados a las aguas del Río de La Plata. Sus restos fueron hallados en la zona de Magdalena y Punta Indio, los trajo el agua.
    Otra de las víctimas es Rosa Novillo Corvalán, a quien secuestraron entre octubre y noviembre de 1976 en Zárate, y fue trasladada a Campo de Mayo. Su cuerpo apareció en las costas de Magdalena, con marcas de disparos en la axila, la pierna y la cabeza. Roberto Arancibia fue secuestrado en mayo de 1977 junto a su esposa María Eugenia Zago de su casa mientras estaban junto a sus dos hijos. Fueron secuestrados y llevados a Campo de Mayo. El cuerpo de María Eugenia nunca apareció, pero los restos de Roberto fueron encontrados en febrero de 1978 en las costas de Las Toninas.
    LA CAUSA
    La causa llega a juicio después de cinco años desde que la jueza federal de instrucción de San Martín Alicia Vence la elevara a juicio en 2015. La investigación tuvo los testimonios claves de alrededor de 400 conscriptos quienes durante los años de la dictadura hicieron el servicio militar obligatorio en esa guarnición del Ejército.

    Señalización de Campo de Mayo como centro de clandestino de detención.