• Hoy 26 - Zárate - 20° / 20.5°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 43%
  • Se registraron nuevas fiestas clandestinas

    13/10/2020

    La nocturnidad y la convivencia vecinal siguen siendo un problema para la DPU que, en vez de invertir recursos en hechos de prevención del delito debe intervenir en situaciones que se podrían solucionar con un diálogo maduro entre vecinos. O con la responsabilidad de los propietarios y la propia familia que presta su vivienda para una fiesta clandestina.
    Hay que diferenciar, a priori, dos situaciones; lo que es una fiesta clandestina o reunión multitudinaria; las cuales no están permitidas en el marco de la cuarentena por la pandemia. Y otra circunstancia es la música alta en un domicilio, que se puede tratar de “ruidos molestos” pero no es una situación clandestina o ilegal. Una familia puede estar escuchando música a alto volumen en horarios razonables.
    En principio hubo muchas fiestas clandestinas, donde DPU pudo comprobar reuniones sociales de más de 20 personas.
    La primera de ellas fue en la madrugada del sábado, en calle Marcos Sastre al 1200. Allí la fiesta se trasladó a la calle con una aglomeración en la cuadra.
    Una segunda fiesta se registró en Pellegrini al 3900, cuando alrededor de las 23 horas denunciaron que había una fiesta clandestina con alrededor de 20 personas en un domicilio de barrio Los Pomelos.
    En ambos casos la DPU recibió la información y la notificó al Comando de Patrullas para su intervención. También el día domingo a la madrugada denunciaron otra fi esta clandestina en el barrio Covepam VIII con la presencia de más de 20 personas. La DPU se acercó a verificar y tomó intervención el Comando Patrulla de la policía.
    En la misma madrugada del domingo, denunciaron otra fi esta clandestinas en calle Garibaldi al 500. Precisamente un móvil de DPU fue a verificar y se encontraron con que había más de cien personas realizando una fiesta.
    Cabe señalar que están prohibidas las reuniones sociales en el marco del decreto presidencial de aislamiento social obligatorio a raíz de la pandemia de Covid-19.
    Y es potestad de la policía interceder en función de la desconcentración de personas y persuadir a los propietarios sobre el desarrollo de reuniones sociales ante una denuncia.
    PELEAS CALLEJERAS
    En la madrugada del domingo se registraron dos denuncias por riñas callejeras en dos barrios de la ciudad, en San Jacinto y Cementerio.
    El primero fue denunciado alrededor de las 5 de la madrugada por un vecino que escuchó gritos y corridas en la calle. Cuando se asomó por la ventana vio a dos grupos de jóvenes en actitud violenta en cercanías de Agustín Alvarez y Mitre. Rápidamente se informó al Comando Patrulla que intervino en el hecho disuadiendo a ambos bandos.
    Otra riña callejera fue denunciada en Guido Spano, en cercanías a calle España. Allí denunciaron algo similar, alrededor de las 7 de la mañana dos bandos buscaban enfrentarse en plena calle. Y gracias a la denuncia intervino el Comando Patrulla.

    Muere un joven tras resultar herido en pelea vecinal

    Los detalles del hecho aún son materia de investigación y las autoridades trabajan para esclarecer el caso de un menor de 17 años de edad que falleció en la madrugada del pasado sábado tras recibir una herida de arma blanca.
    Por el momento, sólo un sujeto -también menor de edades entregó a las autoridades y se encuentra aprehendido y sindicado como el autor del ataque que derivó en la muerte del otro joven de apellido Pérez.
    Según pudo saber este medio, en horas de la madrugada del pasado sábado la víctima y su atacante habrían protagonizado una discusión en el marco de una reunión que se llevaba a cabo en una vivienda del barrio 6 de Agosto, en las proximidades de Mitre y Pividal.
    Si bien por el momento no trascendieron los motivos por los que se inició la reyerta, de la que habrían participado otros individuos, lo que se sabe es que un llamado dio aviso a las autoridades sobre la presencia del joven herido, por lo cual una ambulancia del SEMU se hizo presente en el lugar y trasladó a la víctima hacia el Hospital Zonal Virgen del Carmen.
    Pérez presentaba una herida de arma blanca en la zona del tórax y a pesar de los esfuerzos médicos, finalmente falleció tras ingresar al nosocomio.
    En la causa tomó intervención la UFI Nro. 7 a cargo de la Dra. Andrea Palacios, que ordenó distintas diligencias para avanzar en el esclarecimiento del hecho. Durante la tarde del mismo sábado, el individuo que le habría asestado el ataque a Pérez se presentó espontáneamente ante las autoridades policiales y quedó aprehendido a disposición de la Justicia.