• Hoy 28 - Zárate - 22.2° / 25.6°
    • Lluvia
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 81%
  • Ante la falta de respuestas los gimnasios adelantaron estar dipuestos a reabrir

    31/10/2020

    La incertidumbre del grupo de vecinos propietarios de gimnasios y centros de actividad física y fitness se profundizó en las últimas semanas, ante la falta de respuestas por parte de las autoridades al pedido formulado para avanzar con la reapertura de sus locales.
    La situación ya es desesperante desde el punto de vista económico y personal, ya que manifiestan que se sienten excluidos de la posibilidad de trabajar debido a las decisiones de la gestión local. En este marco, el pasado martes mantuvieron una nueva reunión virtual de la que participaron los funcionarios Darío Raffo y Juan Manuel Arroquigaray; las diputadas provinciales Micaela Morán y Patricia Moyano, y los concejales Ariel Ríos, Tania Caputo, Maria Romero, Marcelo Matzkin y Maria Elena Gallea, quienes escucharon -en un contexto de respeto- la lectura del texto que forma parte de una solicitada publicada en esta edición.
    Lo que remarcan los propietarios, es que existen varias ciudades de la provincia que a pesar de estar en fase 4, ya recibieron la autorización para la apertura de gimnasios, mientras que en Zárate las respuestas siguen siendo escasas. De hecho, la propuesta del Ejecutivo para que los gimnasios puedan funcionar al aire libre no se presenta como una alternativa viable para el grueso de los comerciantes que hacen hincapié en “la necesidad pública de ayudar a las personas a mejorar su estado de salud física y psicológica, además de que favorecer al sistema inmune” a traves de las actividades físicas.
    “La situación de falta de sostén económico y deudas generadas, no solo produce desazón y frustración, sino que ya se llegó a un punto de desesperación; porque ya van más de siete meses sin poder trabajar, ya sin recursos para empezar un nuevo mes, y teniendo que afrontar los gastos diarios de las familias. Es insostenible, y la ayuda no llegó de ninguna forma”, sostienen.
    En este marco, y ante un horizonte cada vez mas difuso, los propietarios de gimnasios adelantaron que se empezó a desarrollar un programa de perfeccionamiento de los protocolos en cada uno de los locales a través de un trabajo en equipo sin apoyo de las autoridades.
    “La cuenta regresiva es porque este grupo propuso un trabajo en conjunto con el municipio, para afrontar con la mayor confianza el reingreso de alumnos con protocolo. Pero hasta ahora solo se volvió a mostrar silencio”, manifestaron y agregaron: “Por ello, el día 9 de noviembre, los gimnasios (esperando que sea con la compañía del Estado municipal) hemos decidido abrir las puertas. Es una arbitrariedad coartar la posibilidad de trabajo, en un contexto donde hasta la ciudad más populosa del país abrió, autorizada por el Gobierno. Y además, no hay ningún estudio científico que demuestre riego en este tipo de actividades, siempre que se utilice un protocolo”, expresaron.

    Los gimnasios ya prepararon los protocolos.