• Hoy 9 - Zárate - 11.7° / 16°
    • Nublado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 86%
  • Denuncian actos vandálicos contra los pozos de agua

    19/12/2020

    En la mañana de ayer, el subsecretario de Servicios Públicos, Jorge Mangiantini, y el titular de Aguas de Zárate, Carlos Mammoli, brindaron una conferencia de prensa donde detallaron los diferentes ataques vandálicos en varios pozos de agua que afectan la prestación del servicio.
    Este escenario se comenzó hace algunas semanas y hasta el momento desde el Ejecutivo no presentaron denuncias ante las autoridades, aunque no se descarta que esto pueda ocurrir en el corto plazo.
    Lo que ocurre, es que cada uno de los ataques es detectado recién cuando los inspectores que recorren diariamente las bombas advierten que alguna de ellas salió de servicio.
    Los actos vandálicos repiten un mismo patrón, y es que los vándalos arrancan los cables que van desde la bomba de agua hasta el tendido eléctrico. Pero tampoco se entiende muy bien este accionar, dado que si el sentido de esa acción es robar los cables para extraer el cobre, lo cierto es que las extensiones de cable sustraídas representan una baja cantidad de material, por eso se presume que se trata de hechos meramente destructivos y vandálicos.
    “Estamos muy preocupados porque venimos trabajando hace meses en mejorar el servicio de agua y este tipo de actos de vandalismo nos preocupa mucho porque hacen que el servicio sea deficiente para nuestros vecinos”, señaló Mangiantini y agregó: “Estamos viendo cómo lo podemos reforzar. No es fácil generar un dispositivo de seguridad. Le pedimos a los vecinos que si ven movimientos en los pozos que están cerca de su vivienda, que por favor avisen a DPU”.
    En esta línea, señalaron que se encuentran trabajando de manera conjunta con la Secretaría de Seguridad, Aguas de Zárate y la Secretaría de Servicios Públicos: “Estamos investigando y vamos a llegar a fondo con esto”.
    En el transcurso de las últimas semanas, uno de los ataques ocurrió en calle 50 y Güemes, lo que afectó el servicio de agua en barrios como La Ilusión, Agua y Energía y las inmediaciones de calle España. El segundo ataque, indicó Mammoli, tuvo lugar en avenida Antártida Argentina al 5000, lo que afectó barrios como Covepam 8 o La Campiña.
    “Cada vez que ocurre eso la gente se queda sin agua y hay muchos reclamos. Nos han roto los cables y el caño de subida del medidor, que hay que reponerlo, cementarlo, esperar que fragüe, no es fácil”, señaló Mammoli.
    EN EL CAMINO 038
    En la misma sintonía, el presidente de Aguas de Zárate describió que el pozo 53, ubicado en el camino 038 que une Zárate con Lima ya recibió tres ataques en un breve lapso de tiempo.
    “A mediados de noviembre fue el primero, el segundo fue el 15 de diciembre, y hoy (por ayer) el último. Ese pozo tiene una bomba de 30HP que produce 90 mil litros/hora y va interconectado al anillo y afecta a toda a una zona. Eso implica que tengamos que hacer todo una nueva reposición y eso demora”.
    Por último, agregaron que se encuentran evaluando qué medidas se pueden adoptar para evitar este tipo de hechos.

    Los vándalos suelen arrancar los cables que van desde la bomba de agua hasta el tendido eléctrico.
    A %d blogueros les gusta esto: