• Hoy 19 - Zárate - 9.7° / 12.5°
    • Nublado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 69%
  • Se repartieron 12 mil módulos alimentarios en las escuelas

    8/1/2021

    A la par de las acciones municipales para la distribución de viandas en diferentes barrios y las viandas que se entregaron de forma itinerante en otros vecindarios junto a la armada, las escuelas asumieron un rol clave para dar de comer a la población escolar que antes lo hacía en los comedores.
    Pero esta demanda fue tal, que comenzó con la población de los propios comedores escolares y a raíz de las consecuencias de la pandemia prácticamente se universalizó. Por lo tanto, una gran mayoría de familias pidieron bolsones de alimentos, los cuales se denominan “módulos alimentarios”.
    Estos bolsones, en algunos casos, se entregaron de forma quincenal en los propios establecimientos educativos y, para evitar la circulación de gente en la calle, el consejo escolar decidió hacer las entregas mensuales, reforzando los bolsones.
    “En el distrito comenzamos con 3 mil o 4 mil bolsones y terminamos el 2020 con 12 mil; con lo que prácticamente se universalizó esta acción. Aparte las escuelas técnicas se debieron adecuar a la entrega de módulos ya que no estaban preparadas para tal acción. A la par, debimos realizar todo un trabajo administrativo y logístico muy importante y pudimos dar respuestas”, expresó el Inspector en Jefe Distrital, Alfredo Nízzoli.
    Módulos alimentarios
    La provincia de Buenos Aires decidió extender el alcance del Servicio Alimentario Escolar (SAE) en las distintas escuelas bonaerenses durante el aislamiento social obligatorio.
    Y en función de tal motivo, los colegios primarios y secundarios recibieron módulos alimentarios, o sea bolsones de comida que garantizaban una dieta equilibrada con los productos básicos de la canasta básica familiar.
    Tales módulos conservaron las mismas características nutricionales que las prestaciones ordinarias. Cuentan con aportes de nutrientes significativos, así como proteínas totales y de alto valor biológico (AVB), calcio, hierro, fibra, vitamina y ácido fólico, entre otros. Estuvieron compuestos mayormente por alimentos secos, que no requieren cadenas de frío o almacenamiento, que no se alteran o deterioran por el almacenaje, accesibles económicamente y de consumo habitual en las canastas básicas alimenticias.

    Las escuelas también cumplen un rol asistencial durante la pandemia.

    A %d blogueros les gusta esto: