Inicio Actualidad «El sector nuclear se encuentra en alerta»

«El sector nuclear se encuentra en alerta»

El Carem 25 en Lima, un reactor nuclear que contruye en Lima.

Diputados, especialistas en este tipo de energía, ambientalistas y universitarios se reunieron en el bloque de Unión por la Patria para analizar la situación del sector nuclear argentino y coincideron que se encuentra «en alerta» por los recortes y paralización de proyectos dispuestos por el Gobierno nacionall.
Durante el encuentro, se planteó la «situación crítica» de la Comisión Nacional de Energía Atómica por falta de presupuesto y la paralización de las obras estratégicas como el CAREM y RA10.
El Carem 25 en Lima, un reactor nuclear que por su tecnología podría exportarse por cifras millonarias, en un mundo que mira cada vez más la energía nuclear, debido a la crisis que trajo la guerra en Ucrania, y de cara a la transición energética. La construcción de la “mini” central nuclear diseñada y construida en Argentina se paralizó con un avance de obra superior al 75%.
Elreactor RA-10, que va a permitir desarrollar un insumo industrial llamado silicio, será clave en la geopolítica internacional de la transición energética, debido a que se usa para la producción de chips de autos eléctricos. El proyecto, que también estaba en construcción en Ezeiza, tiene como objetivo desarrollar el Reactor Nuclear Argentino Multipropósito RA-10. La construcción comenzó en 2016 y actualmente registra un avance global del 80%. La hoja de ruta prevaía que la obra civil finalice en 2023 y la instalación se ponga en marcha a fines del 2024. Pero ahora está en dudas.
Asimismo, se conversó sobre los despidos en las obras y la situación crítica en general, destacando una falta de planificación para el sector en el corto y mediano plazo.

La posible privatización parcial de Nucleoeléctrica

En igual sentido, se visualizó la preocupación por la privatización parcial de Nucleoeléctrica Argentina S.A, empresa operadora y constructora de centrales nucleares, a través del proyecto de Ley «Ómnibus». La compañía, que es la que opera las tres centrales nucleares que hay en Argentina, deberá seguir bajo control estatal.
En el proyecto de ley inicial presentado por el Gobierno de Javier Milei, era una de las 41 que estaba como “sujeta a privatización”, lo cual había generado cuestionamientos de legisladores tanto de Juntos por el Cambio y de Unión por la Patria e incluso de Rafael Grossi, el argentino que es reconocido en todo el mundo por ser uno de los mayores expertos globales en materia nuclear.
La nueva iniciativa del Gobierno prevé que sólo se habilitará una “privatización parcial” de Nucleoeléctrica. Actualmente, el capital accionario de Nucleoeléctrica se encuentra distribuido en 79% el Ministerio de Economía, 20% la Comisión nacional de energía atómica y 1% Energía Argentina.
La importancia de la empresa radica en que opera las centrales Atucha I, Atucha II y Embalse, lo que representa el 7% del total de la matriz eléctrica de Argentina.
PREOCUPACION EXTENSIBLE A TODO EL SECTOR ENERGETICO
Por último, durante el encuentro en Diputados se hizo extensible la preocupación a todo el sector energético por las políticas ejecutadas por el Gobierno nacional.

Presencia de Agustina Propato y Micaela Morán

La reunión contó con los diputados y diputadas: Micaela Moran, Monica Macha, Agustina Propato, Eduardo Toniolli, Luis Basterra, Carolina Yutrovic, Jorge Neri Araujo Hernandez, Ramiro Gutiérrez, Blanca Osuna y Pablo Todero.
Por parte del sector nuclear se encontraban: Nicolás Malinovsky, Adriana Serquis, Mariano Cantero, Carlos Rey, Alejandro Estevez, Daniel Bianchi, Matias Velo, Julio Gonzalez, Jorge Sidelnik, Gabriel Barcelo y Fernando Lisse.
Además, contó con la presencia de Jóvenes por el clima y estudiantes universitarios.