Inicio Actualidad La UNLZ alertó no tener dinero para contingencias

La UNLZ alertó no tener dinero para contingencias

En nuestra ciudad funciona una extensión de la Facultad de Derecho donde se cursa también la carrera de Martillero y Corredor Público, desde hace casi 30 años.

La crisis económica universitaria y la masiva manifestación del próximo 23 abril describen la delicada situación que atraviesan más de las 50 universidades públicas en todo el país ante el recorte de presupuesto que propone el gobierno de Javier Milei.
La Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) no está exenta de la situación y evidenció su preocupación al respecto.
En nuestra ciudad funciona una extensión de la Facultad de Derecho donde se cursa también la carrera de Martillero y Corredor Público, desde hace casi 30 años.
CONVOCATORIA DE LAS AUTORIDADES DE LA UNLZ
“El 23 de abril marchamos para garantizar el derecho a una educación gratuita y de calidad. Como Comunidad y en defensa de la Universidad Pública Argentina. Con tu familia, con tus amigas y amigos, con todos los que sentimos orgullo por lo que somos y hacemos.”, se señaló.
La crisis deviene de la falta de actualización de presupuestos: “La partida de gastos de funcionamiento de cada una de las universidades nacionales es la misma de noviembre del 2022 que se pensó proyectada la inflación del 2023 y que se ejecutó en el 2023. Ahora estamos en el 2024”.
En este sentido, lo que más afectaba a la casa de estudios de Lomas de Zamora es el pago de sueldos y gastos de funcionamiento. Los laboratorios, la luz, el gas, los servicios, los insumos, lo que hay que comprar, lo que hay que reponer, se rompe un ascensor, se rompe un aparato de laboratorio, se rompe un vidrio en una facultad, se quema una lamparita, se rompe el grupo electrógeno. Todo lo que pasa en el uso de las cosas, siempre debe haber una partida de gastos para reponer eso.
En esta línea, se señaló que el normal funcionamiento del segundo cuatrimestre dependerá de que no haya “un problema que demande un gran gasto de dinero”.
Cabe destacar que este ajuste también afecta los programas de extensión y de investigación ante la falta de recursos que no pueden comprar insumos necesarios y pagar a los respectivos docentes.

En nuestra ciudad funciona una extensión de la Facultad de Derecho donde se cursa también la carrera de Martillero y Corredor Público, desde hace casi 30 años.