• Hoy 29 - Zárate - 18.9° / 20.9°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 49%
  • A casi un año, de las obras prometidas en la campaña electoral “ninguna fue terminada”

    20/4/2010

    El próximo jueves se cumplirá un año de la visita del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido a Zárate. Un año de los pomposos anuncios oficiales sobre obras públicas que preveía la inversión total del gobierno nacional en nuestra localidad por 410 millones de pesos.
    Según estos anuncios, se iban a realizar obras de desagües pluviales, de extensión de la red cloacal, trabajos de pavimentación, de mejoramiento de los accesos a la ciudad, de iluminación, la explotación de nuevos pozos de bombeo de agua potable, tablestacado en la costanera y una nueva Terminal de ómnibus. Algunas de estas obras se anunciaron con fondos de la provincia.
    Todas estas promesas de obras fueron acompañadas de una costosa campaña de folletería y publicidad, prácticamente inédita para un Ejecutivo municipal, de la que nunca se pudo saber detalladamente los gastos.
    Hoy esas palabras de De Vido retumban como un eco lejano, los folletos del municipio terminaron en tachos de basura y los banners que se colocaban detrás de cada funcionario, para remarcar las obras gestionadas, fueron guardados bajo siete llaves. Algunos aseguran que hasta da vergüenza mostarlos.
    Hace un año que el Ministerio de Planificación Federal prometió obras, que el Ejecutivo municipal lo creyó y que su “Dirección de Políticas Comunicacionales” operó para que todos los zarateños crean lo prometido.
    Las promesas
    De la concreción de las principales obras encaradas por su gobierno, ya sea con financiamiento municipal, provincial o nacional, Cáffaro remarcó en un informe de todas las obras anunciadas que “todo lo prometido se ha hecho o, al menos, se ha iniciado” y se conformó con que “comparativamente, se ha realizado más en su gestión que en las anteriores”.
    La repavimentación de Avenida Lavalle, valuada en 5 millones de pesos, no ha sido completada en su totalidad. Según indicaron, sería financiada con presupuesto provincial y, si bien la carpeta asfáltica está finalizada, los yuyos crecen en los espacios dispuestos para la luminaria que aún no fue colocada.
    La pavimentación del camino 038-01, el viejo camino a Lima, tampoco ha sido concretada, así como no se ha iniciado aún la iluminación del acceso al Parque Industrial, presupuestada en 2.900.000 pesos con fondos de la Nación, pese a la radicación de nuevas industrias y la actividad portuaria de la zona.
    La obra de Avenida Antártida Argentina fue valuada en 16 millones de pesos, fue pensada en dos etapas, la mitad financiada con fondos municipales y la otra con fondos provinciales. El plazo para la terminación de los trabajos correspondientes a la Municipalidad era de 165 días corridos y comenzaron en febrero del año pasado. Aún no se culminó pero prometen que será terminada para fin de año.
    Ante el Concejo Deliberante se informó que han construido 97 cuadras (60%) de asfalto sobre un total de 160 cuadras de la primera etapa del programa “PROMHIB” y se ha avanzado en la construcción de las obras de desagües pluviales en Zárate en un 50% y en Lima en un 70% del sector rural y un 20% del sector urbano.
    En cuanto a las obras hídricas, el tramo del colector cloacal que va desde Roca a Avenida Gallesio, financiado con fondos de la Provincia, lleva un 50% de ejecución, el otro tramo de este colector tiene una progresión del 70% y se han expandido las conexiones a red cloacal de los barrios Villa Nueva, Matadero y Reysol en un 45%.
    Con un presupuesto de 300 mil pesos y financiada con fondos provinciales se anunció –y ahí quedo-, la construcción de un nuevo pozo en el área central de Zárate.
    Con la misma lentitud que otras obras y escudada en la falta de partidas, la expansión del tendido de redes de provisión de agua (900 mil pesos), y la reconversión de tableros de las bombas del anillo de agua de la ciudad, con la colocación de variadores de velocidad y sensores (270 mil pesos) siguen siendo un anhelo.
    La localidad de Escalada, promocionada como un Pueblo Turístico Rural, no cuenta con el servicio. La obra para la dotación de agua había sido anunciada con presencia de autoridades provinciales en un acto realizado en una tradicional pulpería del lugar. Valuada en 450 mil pesos permitiría satisfacer la demanda de 100 mil litros diarios, se prometió la explotación de un pozo con un caudal de 20 metros cúbicos por hora; sin embargo esto tampoco se cumplió.
    En materia de obras públicas, la refuncionalización de la Plaza Italia sigue siendo un ahnelo, a pesar de que se inauguró el Anfiteatro Homero Expósito, con un festival tanguero por el aniversario del partido, esta obra solamente representa una porción de lo anunciado como “puesta en valor” de plaza Italia. El resto de ese espacio público aún permanece igual.

    “Obras menores”
    Lo único que se concretaron fueron obras menores, como la pavimentación de 250 metros de Avenida Santa Fe aunque aún resta un tramo; el nuevo circuito para el tránsito pesado por el Bajo que terminó perjudicando el camino colector del puente Brazo Largo; la reparación del puente de Escalada (30 mil pesos), la construcción y ensanche de los 200 metros de Ruta 6 en el acceso a Zárate (según el Ejecutivo 250 mil pesos aunque hay trascendidos que terminó saliendo casi un millón de pesos), nuevo pozo de explotación del Parque Industrial (denominado pozo 20 bis, valuado en 280 mil pesos) y el reemplazo progresivo de cestos de basura, bancos, refugios para pasajeros de colectivos por 220 mil pesos.
    Siguen las gestiones
    En relación a las obras que aún no han comenzado, Cáffaro confirmó que se está haciendo un esfuerzo importante para que finalmente arriben los recursos comprometidos por Nación para iniciar la nueva terminal de ómnibus en la Rotonda, el Centro Cultural, el tablestacado de la Costanera, el nuevo pozo de bombeo, la pavimentación del camino 038-01, así como también la iluminación del acceso a la Parque Industrial para lo cual se recibió el 10 % de anticipo financiero.
    Estas obras son parte del dinero que aporta cada zarateño por los impuestos que paga, no es más de lo que le corresponde a una ciudad más que importante y con uno de los Parques Industriales más grandes de la provincia, a pesar de que muchos funcionarios bonaerenses se enteraron de lo que era Zárate cuando sobrevolaron los incendios de la isla en el año 2008.
    Los vecinos, por lo pronto, esperan que estas obras finalmente se inicien, que les entreguen menos folletos por debajo de la puerta y que estas promesas incumplidas no pasen a ser material propagandístico para las próximas elecciones.