• Hoy 20 - Zárate - 3.9° / 4.7&deg
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 91%
  • Necesidades e intereses encontrados en la búsqueda de solución al déficit habitacional

    24/5/2010

    Debido al abandono de una política de desarrollo urbanístico en el distrito, la situación económica y social y un mercado inmobiliario regido por la ley de la oferta y la demanda que hizo que los valores de las propiedades en venta o alquiler treparan a cifras inal-canzables para un vasto sector de la población, existe en Zárate un problema habitacional importante que comienza a captar la atención de las autoridades locales, principalmente por el crecimiento de asentamientos irregulares.
    El déficit de viviendas está en el orden de las 7 mil unidades habitacionales y, ante esta situación se plantea la necesidad de contar con tierras que permitan llevar adelante al menos un plan de lotes con servicios. El objetivo del Municipio es crear un denominado Banco de Tierras cuya concreción se ve cada vez más alejada.
    El director de Hábitat, Sergio Gualtieri, informó a LA VOZ la presentación de un proyecto de incorporación de tierras a la Municipalidad de subasta de remanentes fiscales para generar el Fondo Municipal de Viviendas (FO.MU.VI) para que Estado comunal pueda, por su cuenta, encarar obras de construcción de barrios. Sin embargo, hasta el momento, tampoco hubo avances.
    “El FO.MU.VI no tiene plata, realmente los recursos para el área son necesarios y en demasía”, explicó Gualtieri, “es necesario generar esto o el Banco de Tierras municipal lo antes posible porque no contamos con terrenos que se puedan urbanizar y la escasez es mucha”.
    El funcionario informó que la atención del Municipio esta focalizada en una zona sin urbanizar ubicada entre el área central de la ciudad y los barrios más alejados donde existe toda una franja de lotes libres de construcción pero que pertenecen a propietarios privados que, si bien tienen intenciones de hacer negocio con ellos, no están dispuestos a hacerlo a un precio que no les sea redituable en lo particular. A pesar de ello, el Gobierno local también tiene una propuesta.“Hay vacíos que no pueden quedar, por eso una de las ideas del Ejecutivo es declarar a esa zona como de Interés Social y Utilidad Pública”, explicó el director de Hábitat.
    Sin embargo, aunque esto puede llegar a redundar en que no exista tanta especulación inmobiliaria, lo que complica la solución habitacional de los sectores menos pudientes, la propuesta de declaración de Interés Social y Utilidad pública puede generar un conflicto de intereses ya que afectaría a los propietarios de las tierras.
    Existen 2.500 familias en lista de espera en el Registro de la Demanda de tierras en la Municipalidad y hasta ahora, soluciones concretas han tenido 28, que fueron beneficiadas por el programa de lotes con servicios. Otras 800 tuvieron algún tipo de respuesta, lo que no debería traducirse como solución.
    Las necesidades y los intereses se ven encontrados en esta situación y algunas soluciones, como la declaración de zonas como de Interés Social y Utilidad Pública, para lo cual debería tomar intervención el Concejo Deliberante, podría generar conflictos innecesarios.