• Hoy 20 - Zárate - 6° / 6.3&deg
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 85%
  • Sostenida demanda de industrias que intentan radicarse en Zárate

    31/5/2010

    Si bien 2009 no fue el mejor año para la actividad industrial y la crisis europea perfila un 2010 de similares características, el movimiento industrial que se registra en Zárate denota expansión y evidencia el desarrollo consolidado en la región.
    Así quedó demostrado en el último seminario portuario que se llevó a cabo la semana pasada y así surge de las consultas que realizan nuevas industrias en el mercado inmobiliario para radicarse en el distrito, además del trabajo que otras ya han comenzado, por ejemplo, en el Parque Logístico Industrial.
    “Desde hace unos meses vemos un incremento en las consultas y sabemos que hay gente que está esperando los resultados de los municipios con respecto a los estudios de factibilidad para recibir las correspondientes habilitaciones y empezar a trabajar”, le dijo a LA VOZ Santiago Berisso, de Inmobiliaria Berisso de Los Cardales.
    Si bien no brindó cifras precisas, el agente inmobiliario indicó que, a comparación de hace tres años, el nivel de consultas se ha elevado al doble. “Un hito lo marcó la operación de Honda hace dos años atrás”, agregó, “de ahí comenzaron más consultas y ahora ya se están viendo las concreciones de nuevas radicaciones”.
    Las ventajas comparativas de Zárate y Campana en relación a vías de comunicación terrestre, fluvial y ferroviaria, así como servicios, si bien atraen inversores industriales, por una ley de la economía, también elevan los precios de la tierra. Sin embargo, para Berisso, esto no ha sido un inconveniente. “En el mercado inmobiliario viene asomando una suba de precios, es verdad”, expresó, “pero aún así hay empresas que se radicaron y otras que están intentando hacerlo, además esto le hace bien a los propietarios de tierras que vieron que durante muchos años el precio del metro cuadrado en la zona permanecía quieto; ahora está por demás justificado su valor y creo que van a empezar a cerrarse negocios porque el interés de las industrias vuelve a mirar hacia estos lados”.
    ACTIVIDAD EN EL PARQUE  LOGÍSTICO INDUSTRIAL
    Entre los ejemplos más notables del movimiento industrial en Zárate está el Parque Logístico Industrial (PLIZ), donde la actividad ha ido en aumento. Se trata de un desarrollo ubicado muy cerca de lugares privilegiados de vinculación como rutas (6, 9 y 12), ferrocarril y puertos entre los que se encuentran Terminal Zárate (TZ), y Zárate Port, entre otros. Un emprendimiento privado de 120 hectáreas subdividido en 78 parcelas, lotes que parten de los 10.000 metros cuadrados y cotizan entre los 23 y 26 dólares aproximadamente el metro cuadrado.
    El 50 por ciento del parque ya cuenta con toda la infraestructura necesaria industrial y el 30 por ciento de esa primera etapa ya ha sido vendido.
    Una de las empresas, ya radicadas y próxima a inaugurar a pleno en agosto, es Suramericana de Plásticos Soplados, una fábrica de capitales brasileros de tanques de combustible de plástico para la industria automotriz, empresa que tiene como clientes principales a Volkswagen y Chevrolet con aspiración a abrirse a nuevos mercados.
    “En 2009 compraron el predio y ya han iniciado las primeras pruebas, también cuentan con dos naves logísticas de depósito”, informó Oscar Crespo, gerenciador de PLIZ.
    También ya compraron empresas como Proacom (logística), Empricon (logística) y una fábrica de pisos de madera e inversores con la intención de desarrollar naves de logística. Entre los que realizan consultas y analizan alternativas para radicarse en el lugar hay compañías agroindustriales, logísticas y alimentarias.
    “Una nueva empresa productora de alimentos como porotos y garbanzos también ya inició obra”, indicó Crespo a este matutino, “decidieron instalarse en Zárate por su potencial como puerta al mundo ya que sus productos son de exportación y lo harían a través de TZ”.
    El objetivo del proyecto, según informó su gerenciador, es continuar ampliando la infraestructura y atraer más inversores, aunque la demanda no falta.