• Hoy 24 - Zárate - 13.1° / 16.9°
    • Nublado
    • Presión 1019 hpa
    • Humedad 59%
  • La construcción de edificios podría ser regulada

    16/5/2011

    A principios de marzo las inmobiliarias locales confirmaron el “boom” de la construcción de edificios que se está dando en Zárate y aseguran que las expectativas inmobiliarias seguirán en alza conforme a la gran demanda que tiene hoy la ciudad en materia de viviendas y departamentos para empleados y obreros de la importante cantidad de empresas que se ubican en el Parque Industrial y, principalmente, en la obra de Atucha II.
    En muchas ocasiones, varios vecinos de la zona céntrica muestran su preocupación por la gran cantidad de estos emprendimientos inmobiliarios privados que se traducen en altas torres, con varios departamentos.  En la mayoría de los casos, la preocupación radica en el impacto que generan estas construcciones en los servicios y en la infraestructura de una ciudad que sigue teniendo un desagüe cloacal de principios de siglo. No obstante, desde 1994 que existe un “Plan de Reordenamiento Urbano”, una herramienta normativa que regula la obra privada y que contiene todas las obras que debían desarrollarse en la ciudad respecto a infraestructura. En este plan se encontraba la reubicación de la terminal de ómnibus en la zona cercana a la actual estación de TBA, la utilización del viejo edificio en calle Brown para la construcción de un centro cultural y la reutilización del zanjón del ex ferrocarril Urquiza para crear un parque central.
    También la necesidad de interconectar el sudoeste de la ciudad con la zona céntrica mediante un viaducto. De manera que las sucesivas gestiones municipales fueron amparándose en este documento para orientar la obra pública. Algunas se terminaron haciendo aunque, finalmente, la actual gestión de Cáffaro pudo conseguir la financiación para las mismas.
    Más allá de esto, está el Código de Planeamiento Urbano que hace seis años que no se actualiza. En él se encuentran contemplados los parámetros para la construcción y, consecuentemente, el perfil que se le quiere dar a la ciudad.
    “Se debe discutir con las inmobiliarias y con referentes del sector de la construcción qué ciudad queremos a nivel urbano. Definir si es necesario reformular algunos aspectos, si es necesario regular la altura o desarrollar otros sectores de la ciudad. Hoy todos los edificios deben tener como altura máxima 24 metros por ejemplo. Entonces, este es el verdadero debate que debe darse hoy. Lo mismo que la actualización del Código de Planeamiento Urbano que lleva seis años sin actualizarse”, comentó la concejal Silvia Baccino, quien es arquitecta y fue directora del Plan Regulador de la Municipalidad y estuvo vinculada a esa área por veinte años hasta asumir como concejal.
    Otra de las inquietudes es la demolición de viejas e históricas casas para construir edificios u otros emprendimientos. “El tema de la destrucción del patrimonio arquitectónico es otra de las problemáticas que vemos. Hoy en día está cambiando el perfil urbano y van desapareciendo antiguas construcciones; eliminándose así parte de nuestra historia. Esto habría que discutirse entre profesionales para ver de qué manera acompañamos el crecimiento de la ciudad de forma sustentable”, agregó Baccino.
    FALTA DE INFORMES DE OBRAS PUBLICAS
    “Ninguna obra fue girada al HCD para su aprobación; a pesar de eso se están llevando adelante. Esto es algo que está contemplado en la Ley Orgánica de las Municipalidades y por eso hay una actitud del Ejecutivo que nadie entiende. De nuestra parte ya hemos invitado al secretario de Obras Públicas para saber cómo sigue el tablestacado, cómo es esta primera etapa de ensanche y repavimentación de la avenida Antártida Argentina y cómo será la siguiente próxima a iniciarse”, subrayó la edil de Peronismo Federal con preocupación.
    “Más allá de las nuevas obras públicas encaradas por el Ejecutivo, no existe una conciencia del cuidado del espacio público, no existe un plan para ninguna de las zonas de protección patrimonial vigente, por ejemplo calle Dorrego en Villa Fox. Todo se mantiene igual desde el punto de vista normativo pero no hay un programa para desarrollar este tipo de áreas. Teniendo un frente de barrancas con tantas posibilidades de explotarla turísticamente y de recuperarlas para la comunidad, no se hace nada. Entonces hoy toda una gran zona que se extiende desde la Base Naval hasta los pilares del puente está desaprovechada desde el punto de vista paisajístico y de acceso a los vecinos. La obra pública, los emprendimientos inmobiliarios privados, su impacto en la ciudad y la protección patrimonial de zonas urbanas nos preocupan y por eso seguiremos ingresando expedientes que refieran a esta problemática”, concluyó la concejal.

    La concejal Silvia Baccino.