• Hoy 27 - Zárate - 13.5°
    • Nublado
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 94%
  • Bibliotecas siguen reclamando el pago de deudas municipales

    23/5/2011

    Después de tres años de reclamos por la deuda contraída por el Municipio con las Bibliotecas Populares de Zárate, por la falta de pago de los primeros once meses correspondientes a lo estipulado en la Ordenanza Nº 3684 de Concejo Deliberante, a partir de su promulgación en septiembre de 2007, la misma fue reconocida por las autoridades municipales.
    Después de algunos intentos de negociación, las bibliotecas recibieron el borrador de un Decreto mediante el cual se pretende compensar la deuda con un nuevo aporte, que si bien contempla el monto total,  concretaría el pago con cuotas mensuales fijas, por el término de casi cuatro años.   Esta propuesta, que fue entregada con el comentario “es esto o la vía legal”, según indicaron desde las entidades, se llevó a consideración de las Comisiones Directivas de ambas instituciones, que se reunieron días atrás y resolvieron no aceptarla, por considerarla insatisfactoria.
    Desde octubre de 2007, año en el que se aprobó la ordenanza (N°3684) que crea la subvención municipal para bibliotecas populares, el Ejecutivo adeuda pagos de los subsidios a estas instituciones.
    Debido a los constantes reclamos de los responsables de las bibliotecas del distrito sobre la irregularidad, el Concejo Deliberante aprobó este año una resolución en la que le solicita al Ejecutivo que otorgue estos beneficios consagrados en una normativa vigente desde hace tres años.
    En ese marco sostenían, y así se incluye en el cuerpo de la norma, que la creación y reglamentación de un mecanismo de asistencia económica periódica por parte del Municipio a través del dictado de una ordenanza, confiere al acto de gobierno un marco institucional y legal que permite a las bibliotecas proyectar planes de trabajo y crecimiento que quede al resguardo de los vaivenes que genera la sana alternancia democrática.
    La Ordenanza Nº 3684 fue aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante en septiembre de 2007 y rezaba:  que este Cuerpo sancionó la Resolución Nº 1936, a través de la cual solicitó al Departamento Ejecutivo Municipal que “reconozca la deuda para tratamiento expedito y favorable del mismo” en el año 2.008, expresando en la Resolución 1747, “este Honorable Cuerpo debe hacerse eco de las denuncias y las exigencias de instituciones o vecinos de Zárate que reclaman sus justos derechos adquiridos y por tanto dar cumplimiento a su rol de representantes del Pueblo soberano. Por tal motivo solicita al Departamento Ejecutivo Municipal que se dé cumplimiento a la Ordenanza en forma inmediata”.
    “Las Comisiones Directivas tenemos la obligación de defender los intereses de las instituciones que dirigimos: que no se especule con que estamos aprovechando el momento electoral, este reclamo es justo (y reconocido públicamente) y lleva más de tres años, un desgaste lamentable de tiempo que debimos dedicar a lo específico de la vida de estas instituciones, donde trabajamos ad honorem. Las Bibliotecas Populares ocupan los espacios culturales que el Estado no ocupa, pero nunca fuimos atendidos por el Intendente Municipal. Esperamos que cuente con un poco de tiempo, dentro de su nutrida agenda, y que nos dé una respuesta positiva que enaltezca su función, que es, básicamente, estar al servicio del pueblo que representa, cumpliendo con las normas”, manifestó un comunicado de las bibliotecas.
    La finalidad de estas partidas es la adquisición de libros, mobiliario, iluminación, mantenimiento edilicio, pago de servicios, y en general a cualquier gasto o inversión inherente al funcionamiento de la biblioteca.
    Días atrás concejales se reunieron con los bibliotecarios, quienes pusieron de manifiesto una vez más la complicada situación por la que atraviesan.