• Hoy 19 - Zárate - 9.7° / 12.5°
    • Nublado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 69%
  • El P.S. recuperó la sede la calle Ameghino

    15/6/2011

    No fue por medio de reclamos verbales o escritos. Tampoco como consecuencia de las acciones judiciales que se habían encarado el año pasado por usurpación. El Partido Socialista de Zárate recuperó su centro Luis Panetta (Ameghino al 900) a través de una nota anónima con la que se les dejó una copia de la llave.
    De esta manera, después de más de dos años de enfrentamientos con el sector que responde al intendente Osvaldo Cáffaro –quien hasta el momento tenía la propiedad en su poder-, las autoridades de la agrupación pudieron volver a ingresar al edificio. Sin embargo, denunciaron que hubo intentos del otro sector de recuperarlo nuevamente por la fuerza y que, en ese contexto, les cortaron la luz, el agua y el gas.
    La denominada “Casa del Pueblo”, se había transformado en un bastión de lucha entre los dos sectores en los que quedó dividido el socialismo local tras la decisión del intendente municipal de acompañar al kirchnerismo en las elecciones de 2009 desoyendo la decisión partidaria en el Comité Ejecutivo Nacional. Motivo que, al igual que al presidente del Concejo Deliberante, le valió su expulsión y desafiliación.
    Las autoridades del socialismo a nivel local, entre ellos el presidente de la Junta Municipal, Manuel García Blanco, y la secretaria general del centro Panetta, Claudia Menéndez, habían iniciado distintos mecanismos para que les fuera devuelto el edificio. Ninguno de ellos tuvo éxito.   Sin embargo, la llave apareció sorpresivamente el lunes sobre el escritorio del bloque en el Concejo Deliberante, junto a una nota anónima que decía que se entregaba la copia “por no estar de acuerdo con algunas actitudes de Osvaldo”. Así pudieron volver a ingresar después de dos años de tener vedada la entrada.
    A raíz de todo lo sucedido se hicieron presentaciones formales ante la Fiscalía y aguardan los consejos de los abogados para continuar.
    Mientras tanto, ya garantizaron que las puertas del edificio permanecerán abiertas para trabajar en conjunto de cara a las próximas elecciones.
    “Vamos a hacer reuniones, las puertas están abiertas, estamos trabajando pensando en agosto y esperamos que cada uno pueda hacerlo desde su ámbito haciendo la mejor campaña que se pueda,  no nos vamos a enganchar en nada que implique violencia”, dijo García Blanco, “estamos con nuestros abogados, que son los que van a determinar cómo vamos a seguir”, concluyó el edil.

    El concejal Manuel García Blanco junto a Hermes Binner. El precandidato socialista dialogó con LA VOZ.

    A %d blogueros les gusta esto: