• Hoy 6 - Zárate - 4.3° / 5.2°
    • Despejado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 68%
  • Concejales buscan cómo crear fondos municipales para construir viviendas

    11/10/2011

    El anuncio de parte del Ejecutivo municipal de que firmaría un convenio con la Universidad de Tres de Febrero para censar y crear una base de datos de todas las familias con problemas habitacionales generó preocupación y algunas críticas en todo el arco político opositor al actual Intendente Osvaldo Cáffaro.
    La razón que aducen la mayoría de los dirigentes políticos opositores es que la situación habitacional no es una “preocupación” de esta gestión a pesar de que Cáffaro se desempeñara en el área de Hábitat del ex Intendente Aldo Arrighi.
    A raíz de esto, en la pasada sesión del Concejo Deliberante el bloque de ediles de Unión Peronismo Federal ingresó una Ordenanza para crear un “Plan municipal de Vivienda Social”.
    Una nueva iniciativa que propone crear un fondo municipal para construir viviendas sociales dirigidas a familias de escasos recursos.
    La idea es que los fondos salgan, como mínimo, del 1 % del Presupuesto de Obras Públicas del año. “Los fondos no utilizados al 31 de diciembre deberán acumularse al presupuesto del año siguiente. Asimismo el Departamento Ejecutivo Municipal podrá tramitar aportes al Fondo en Organismos Públicos Provinciales y Nacionales”, especifica el proyecto de Ordenanza.
    Este proyecto fue redactado al considerar que “muchas familias se ven obligadas a habitar en construcciones muy precarias y/o en condiciones de hacinamiento”.
    “Que los planes de viviendas nacionales y provinciales no contemplan, en general, estos casos. Que es factible conseguir, de organismos estatales y de sectores empresarios a nivel local, materiales económicos para dar algunas soluciones. Que la Municipalidad de Zárate cuenta con profesionales y personal idóneo para la ejecución de los trabajos que pueden ser necesarios aportar en estas condiciones de crisis habitacional. Que conjugando todo esto es factible proyectar, desde las áreas técnicas municipales una solución habitacional muy económica y rápida. Que el proyecto aludido debe ser concebido de forma tal que gran parte de la mano de obra pueda ser hecha por los mismos adjudicatarios, con asesoramiento de profesionales municipales. Que es una necesidad imperiosa para alcanzar una sociedad más justa, solucionar el problema de vivienda a estas familias, como un paso firme en la inclusión social y la distribución de las riquezas. Que el principio de inclusión también implica, para el destinatario, adquirir obligaciones solidarias hacia el resto de sus conciudadanos, por lo tanto se entiende pertinente establecer la forma de devolución de la ayuda recibida, seguros de que así se afirma y promueve la dignidad de las personas y que es un deber irrenunciable de todo gobierno ocuparse de sus representados más necesitados”, comienza diciendo la Ordenanza.
    “Confecciónese a través de la Secretaria de Desarrollo Humano y Promoción Social un listado con orden de prioridad, de los posibles adjudicatarios que cumplan con las condiciones establecidas en la presente Ordenanza y autorízase al Departamento Ejecutivo Municipal a asignar, en concepto de ayuda financiera, hasta la suma de 20 mil pesos para la construcción de una vivienda según planos y cómputo de materiales de la vivienda tipo, que deberá ser formulada por las áreas técnicas de la Subsecretaria de Obras Públicas. El monto estipulado se utilizará para compra de materiales, gastos de regularización de dominio y otros indispensables para concretar la construcción y la mano de obra será aportada por el adjudicatario”.
    Claro que el presunto beneficiario de este plan deberá devolver el dinero prestado en 120 cuotas mensuales que resulten en dividir el monto otorgado por 120 más un interés financiero que establecerá el Departamento Ejecutivo Municipal en la reglamentación de la presente.
    “En caso de enajenación del inmueble deberán cancelarse las deudas para que pueda correrse la transferencia”, agrega el proyecto de Ordenanza.

    Recursos municipales

    En su artículo séptimo, esta propuesta habla de que también el Ejecutivo ayude con sus recursos a aquellos vecinos que no tengan la posibilidad de aportar la mano de obra de albañilería, por ejemplo. La idea es que agentes municipales realicen estas acciones o que al beneficiario se le entregue un aporte subsidiado de hasta 10 mil pesos para la contratación respectiva. También prevé que se utilicen vehículos y herramientas del Municipio a fin de colaborar y bajar costo de fletes y transporte (flete de áridos, materiales, compactadora, hormigonera, etc.)
    Por otro lado, pide la eximición del pago de derechos de construcción y otros gastos municipales que graven la construcción para no encarecer estas viviendas sociales.
    Los requisitos que deberían respetar todos los aspirantes es no tener otra propiedad; presentar una declaración jurada de que la vivienda será utilizada por el grupo familiar como vivienda única; estar radicado en Zárate en forma permanente en construcciones precarias o en condiciones de hacinamiento, por el lapso mínimo de dos años, lo que será evaluado y certificado por la secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Social.
    El grupo familiar priorizado podrá ser beneficiado por única vez  y los adjudicatarios deberán comprometerse a presentar documentación de sus hijos, en caso de tenerlos.
    Como cualquier proyecto de Ordenanza que ingresa al Concejo Deliberante, es enviada a comisiones para su exhaustivo estudio. La Comisión de Labor Legislativa se reúne horas antes de la sesión ordinaria y decide su despacho a diversas comisiones.
    En esta oportunidad, este interesante proyecto de viviendas fue enviado a cuatro comisiones, la de Obras Públicas, Bienestar Social, Presupuesto y Hacienda y Legislación e Interpretación.
    A la luz de los hechos, se espera que este expediente se devuelva al bloque presentante a fin de año y que se ingrese nuevamente el año próximo ya que no darían “los tiempos legislativos” para tratarlo en el seno de las cuatro comisiones.