• Hoy 6 - Zárate - 4.3° / 5.2°
    • Despejado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 68%
  • Genera polémica la propuesta para cambiar el nombre a la Avda. Rivadavia

    12/10/2011

    En las últimas semanas, y a raíz de la propuesta de algunas organizaciones políticas, gremiales y sociales de cambiarle el nombre a la calle Rivadavia por la de Ernesto “Che” Guevara se suscitaron varias polémicas.
    Esta propuesta se realizó en el marco de la semana en homenaje a Ernesto “Che” Guevara  en nuestra ciudad organizada por el Movimiento de desocupados metalúrgicos (MOVI.DE.ME.); el Partido Comunista, la Agrupación John William Cooke, La Cámpora, Movimiento Popular Evita Pueblo, Partido Solidario, Agrupación 1ero. de Mayo, Centro Socialista “Estévez Boero”, Frente de la comunidad organizada, Unidad socialista para la victoria de Lima y adhieren otras agrupaciones como “Cultura en Movimiento” y demás artistas que participaron de las peñas folklóricas.
    “Días pasados leía que un conjunto de agrupaciones políticas, entre ellas el PC, la lista violeta de SUTEBA (que vendrían a ser casi lo mismo), y un conjunto de siglas kirchneristas que reivindican a Cooke, Walsh y Campora; proponen cambiarle el nombre a la calle Rivadavia por el de Che Guevara. La verdad, si bien el Che es una figura que respeto, quiero y admiro en muchos de sus aspectos, me pareció un proyecto devenido de la ignorancia histórica, de la estudiantina o comparsa política o de un revanchismo propio de estos tiempos lamentables donde héroes y villanos son definidos desde el pedestal,  por los “dueños” de la cultura “nacional y popular”; expresaba en su blog el consejero escolar, Luis Sellán. Quien asumió en la gestión de Cáffaro con el Ari y ahora está militando en Proyecto Sur.
    “Disculpen mi atrevida ignorancia, pero ¿El Che Guevara fue prócer nacional para cambiarle el nombre a la principal avenida de la ciudad? Que poca memoria que tenemos los argentinos, comparar a Bernardino Rivadavia con el Che Guevara. Con el respeto que el Che me merece, porque ha sido un revolucionario, pero me parece que estamos opacando la figura de quien fuera el primer presidente del país, que con sus aciertos y errores, llevó los destinos de la floreciente y recién formada República Argentina. Por favor, seamos respetuosos de nuestros próceres, que fueron los cimientos de nuestra actual patria grande”, dijo Guille en la página web del diario.
    “No estoy para nada de acuerdo con la propuesta, sobre todo por el respeto que merece la figura de Rivadavia y lo que representó para nuestro país”, comentó Ariel.
    “Esto es un chiste. Y no me refiero a darle el nombre del Che a una avenida de esta ciudad… sino a llamar prócer a Rivadavia. Estamos hablando del padre de la deuda externa Argentina (que como muchos de sus sucesores, endeudó al País para robarse la mayor parte del empréstito). Un tipo que fue el enemigo más grande de San Martín en la Argentina. Rivadavia no lo dejó entrar a tiempo a Buenos Aires para despedir a su esposa en su lecho de muerte, además de acusarlo de traidor e intentarlo llevar a juicio por tal motivo. Y ni hablar de lo centralista, unitaria y elitista que fue la Constitución que mandó a hacer en 1826”, opinó “Alvaro”.
    Y “Ricardo” propuso, “porque tenemos que cambiar un nombre de una calle. Se está construyendo el parque Urbano, sería bueno que ese lugar tenga el nombre del Che. Que es un lugar de encuentro donde podemos reunirnos a filosofar un poco y pensar un país mejor como quería él. Propongamos a lo grande, seguimos proponiendo cosas pequeñas. Dejemos de escondernos detrás de los vendedores de humo y seamos nosotros de una vez por todas”.
    “Pero lamentablemente fue el primer presidente, deberíamos cambiar toda la historia que nos vendieron los sucesivos gobiernos que nos dominaron, nadie se atrevió a este cambio. ¿Y el sillón? No podremos cambiarle el nombre, sí se puede asignar otra calle de la ciudad; imagínense en Recoleta, todas las calles son de los ladrones Nº 1 del país. Hay que rendirle homenaje al Che, pero eso será suficiente, aquí no participó. Es la historia de los cubanos, no mezclemos los tantos; tenemos varios muertos por la revolución que se olvidan, de la última dictadura, y de anteriores”, dijo “Victoria”.
    En este sentido, “Mario” también propuso algo, “Pregunto: Porque cambiar el nombre de algo que toda la ciudad y los visitantes ya identifican. Es la calle que divide los nombres de las demás. Tenemos nuevas calles en la ciudad donde podrían descargar estos egos políticos”.
    Esta discusión se generó en las mesas de café, luego llegó a la página web de este medio y sigue siendo motivo de discusión política. Las agrupaciones no se equivocaron en generar este tipo de iniciativas ya que, por lo menos, funcionaron como un disparador del debate y de la discusión política. Sería interesante que continuara en diferentes ámbitos afines, con un mínimo de participación, como la que tuvo en las redes sociales o en los comentarios de la web de LA VOZ.