• Hoy 5 - Zárate - 23.3° / 24.2°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 36%
  • El presidente del HCD habló de la implementación de la nueva tasa

    7/2/2012

    Aprobada en la última sesión de prórroga de 2011, con la reforma fiscal e impositiva, la creación e implementación de la nueva tasa de Prevención y Control de la Nocturnidad ha despertado malestar entre los contribuyentes que la tomaron como una sorpresa y con incertidumbre.
    Muchos de los reclamos fueron expresados en el Concejo Deliberante por haber sido el espacio en el que, a petición del Ejecutivo, se aprobó el proyecto que hoy ya es una ley municipal. En ese marco, el presidente del Cuerpo, Aldo Morino, a fin de esclarecer algunos puntos, explicó qué cosas solventará la tasa de Control y Prevención y el valor de la misma.
    Sostuvo que, básicamente, la tasa estará destinada al mantenimiento y combustible de patrulleros policiales en el marco del convenio establecido con el Ministerio de Seguridad de la provincia; la DPU (dirección de Prevención Urbana) y los operativos de las distintas áreas involucradas directamente con la nocturnidad de Zárate como lo son Inspección General y Tránsito y Transporte.
    Respecto a lo que se refiere a una facultad que se define como propia del Gobierno provincial, el del mantenimiento de equipamiento policial, Morino sostuvo que “a partir del convenio con el Ministerio asumimos el compromiso de costear las reparaciones de los vehículos y solventar el combustible; esta tasa esta creada para solventar los móviles policiales pero también esta destinada a solventar todo lo que demanda la inspección de la nocturnidad en Zárate”.
    En ese contexto sostuvo que “la noche demanda una serie de controles que obliga al Municipio a poner su poder de control en la calle con más horas de trabajo de inspectores de Tránsito, Comercio, Medio Ambiente y DPU, para esto también ha sido creada esta tasa”.
    “Son servicios que va demandando la ciudad”, expresó el concejal, “la tasa es mucho más abarcadora que lo que se cree con un pensamiento ligero de decir que solo fue creada para solventar la DPU, abarca todas estas cosas”.
    Se trata de servicios que el Municipio ya venía solventando a través de corrimiento de partidas, según informó el edil.
    “Los servicios que brinda el Municipio tienen que ser absorbidos por el costo de las tasas, no podemos depender de partidas provinciales o nacionales, tenemos que generar nuestra propia economía y para eso hay que adecuar las tasas a los servicios que se prestan, ese es el espíritu”, dijo.
    Respecto al costo de la tasa para el contribuyente, informó que equivale al 20 por ciento de la tasa de ABL, es decir que sobre el valor que se paga mensualmente por el ABL se le debe sumar ese 20 por ciento que se cobrará bimestralmente.
    “El valor del ABL, a su vez, se determina en función de la valuación fiscal que la establece el Gobierno de la provincia de Buenos Aires a través de ARBA”, indicó. Cabe mencionar que los precios varían de acuerdo a la categoría en la que se encuentre ubicada la propiedad sobre la cual se hace la valuación fiscal, siendo la más baja la F y la mas alta la A. Por eso, los costos de la tasa de Prevención y Control varían de entre 25,96 pesos y 4,94 pesos bimestrales.
    Sobre el descontento y la sorpresa de los vecinos, Morino dijo que era comprensible pero que actualmente “hay muchos vecinos que pagan seguridad privada con costos mucho mayores” y que la DPU, por ejemplo, ante la falencia de patrulleros el año pasado resultó muy importante para mantener la seguridad en el distrito.

    Se van sumando los reclamos de vecinos

    Continúan llegando a la redacción de LA VOZ los reclamos vecinales por la implementación de esta nueva tasa por parte del Municipio.
    “Si el Senado aprueba esa Prevención, estaré pagando dos impuestos por un mismo servicio (sin contar la vigilancia Privada que estoy pagando). Además, si el Concejo Deliberante aprueba el 20% de este impuesto tomando como referencia el ABL es un error, ya que si los ediles recorrieran toda la ciudad, se “enterarían” de que el ABL casi no existe, no hay barrido y limpieza, y eso que vivo a 13 cuadras de la Plaza Mitre y la limpieza y el barrendero desaparecieron hace dos meses. Además de que el alumbrado es deficiente”, indicó un vecino en la web de este medio.
    Otro vecino denunció haber recibido dos boletas en distintas propiedades en los que el importe de la tasa es el 40% sobre el ABL
    Algunos de los vecinos que ya recibieron la boleta adelantaron su negativa a abonar la tasa por considerar que la seguridad es una facultad provincial y que significaría pagar dos veces por un mismo servicios que, además, se presta en forma deficitaria.