• Hoy 27 - Zárate - 12.1° / 13.5°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 58%
  • Nueva marcha contra la inseguridad en Zárate

    29/2/2012

    Las víctimas de hechos de inseguridad en el distrito se siguen sumando, del mismo modo los reclamos por mayor seguridad a través de petitorios y manifestaciones por las calles de la ciudad, como la que tuvo lugar ayer y que fuera convocada tras la muerte del dirigente radical Sergio Formigoni en un intento de robo.
    El intendente Osvaldo Cáffaro, a diferencia de marchas anteriores en las que por diversas circunstancias no se encontraba en la ciudad, recibió en la noche de ayer a los referentes vecinales que se acercaron hasta el Palacio Municipal para entregarle el petitorio que se resume en una exigencia de sinceramientos sobre la real situación delictual en Zárate y más gestiones ante los organismos competentes para que se resuelva la falta de recursos policiales.
    Una de las columnas de vecinos partió alrededor de las 19.15 horas de Larrea y Justa Lima y caminó por esta con aplausos contra la inseguridad. En Ameghino y Justa Lima se sumó otro grupo para marchar juntos hasta la Comuna. Participaron familiares de victimas de asaltos como Formigoni, Carlos Prelat, entr otros.
    Allí fueron invitados a pasar para reunirse con el mandatario municipal a quien le entregaron el petitorio. Entre otros puntos, le reclamaron que gestione la visita del ministro de Seguridad bonaerense para interiorizarlo de la “preocupante” situación de inseguridad que vive el distrito y que revea la tasa de Prevención y Control de la Nocturnidad, un nombre con el que las autoridades locales buscan disimular el fin último de su instrumentación, soportar desde la Municipalidad -a través de la DPU (Dirección de Prevención Urbana)- las deficiencias que existen a nivel provincial en torno a la seguridad.
    También se le planteó al intendente el problema de la falta de efectivos. Se calcula que para todo el distrito hay 67 efectivos, alrededor del 15 por ciento está de licencia o parte de enfermo por lo que quedan poco más de cincuenta para más de cien mil habitantes.
    Tras la reunión, los delegados vecinales señalaron que lo positivo del encuentro podrá verse recién el próximo jueves 8 de marzo si se concreta la cita con Ricardo Casal en el Ministerio de Justicia y Seguridad en La Plata con la participación vecinal y, además, que de ella surjan soluciones concretas.
    Elevarán allí las mismas inquietudes, pedirán más efectivos policiales, que se aumenten los pocos recursos con los que hoy cuenta el distrito y que se revea el futuro accionar de la DPU.
    Según informaron las autoridades municipales y policiales a los vecinos, la falta de prevención se debe actualmente, ya no a la carencia de unidades móviles, sino al personal. Hace tiempo que no se actualizan los recursos humanos en las dependencias policiales de la ciudad y esto se debe, según indicaron, a la política provincial de destinar a los egresados de la Escuela de Policía a sus lugares de origen. Zárate, al ser una zona industrial y contar con fuente de empleo, no cuenta con interesados en formar parte de la fuerza, eso genera que no se destinen efectivos. No obstante, el reclamo se centrará en la necesidad de contar con más policías que cubran las extensas cuadriculas zonales en las que está dividido el partido.
    Siempre que surge una seguidilla de hechos delictivos o alguno que llega a conmover a la comunidad por sus particularidades, desde lo político se toman iniciativas que abordan lo coyuntural y no la delicada situación de fondo, eso hace que la situación se contenga hasta que la misma se disipa pero todo vuelve a suceder.
    La inseguridad no deja de ser el principal tema de preo-cupación entre los vecinos en Zárate, quienes aseguran que todos son potenciales víctimas de un nuevo hecho y que es sólo cuestión de tirar la bolilla y esperar, ya que como lo aseguraran desde el Ejecutivo municipal tras la primera reunión del año de la Comisión Municipal de Seguridad, los hechos no ocurren en un lugar específico y no discriminan estratos sociales.

    Los vecinos, que fueron recibidos por concejales y policías, ingresando al Palacio Municipal para hablar con Cáffaro.