• Hoy 23 - Zárate - 20.6° / 22.6°
    • Nublado
    • Presión 1019 hpa
    • Humedad 43%
  • Incertidumbre con el proyecto Velociudad tras el anuncio presidencial

    26/3/2012

    El gobierno nacional ha anunciado, hace dos semanas atrás, que está trabajando en el acondicionamiento de un circuito callejero en la ciudad de Mar del Plata para albergar un Gran Premio de Fórmula Uno el año que viene.
    Cabe mencionar que esta categoría sigue con su expansión fuera de Europa, a raíz de la crisis económica, y buscando nuevos escenarios, como así también nuevos mercados para su producto. Asia, Oceanía y América del Sur son plazas que se destacan en esta búsqueda.
    La intención del director ejecutivo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, es la de colocar a la Argentina cerca de la carrera de Brasil en el calendario. Así se ahorrarían costes con el traslado de los equipos.
    El circuito estaría ubicado en la zona de Playa Grande y ya fue diseñado por arquitectos de la Federación Internacional (FIA). Así lo afirmó el titular del Ente de Turismo de General Pueyrredón, Pablo Fernández, durante el viaje de regreso desde Buenos Aires, adonde viajó junto al intendente Gustavo Pulti para el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. De acuerdo a lo asegurado por el Intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, el trazado ya tiene la aceptación de la FIA. “No quisimos hacer anuncios alocados al respecto porque no sabíamos si íbamos a tener la aceptación de la FIA. Hoy estamos realmente felices”, puntualizó.
    Dadas todas estas circunstancias, cabría preguntarse en qué lugar queda el proyecto de Velociudad ubicado en Escalada.
    De parte de los representantes de Velociudad hay “hermetismo” sobre estas declaraciones de la presidente. Solamente se limitaron a decir que su proyecto es trascendental. “Velociudad es un gran desafío para mi carrera profesional debido a su temática. Es un complejo motor que posicionará a la ciudad de Zárate y a la Argentina de una manera muy fuerte mundialmente”, destacó Pedro Lagleyze, el arquitecto argentino que se desempeña en el desarrollo del complejo motor. En tanto, el inversor y presidente de Velociudad, Eddie Freedman, expresó que la iniciativa “representa uno de los proyectos deportivos más importantes del país en los últimos 30 años. Nos encantaría ver nuevamente la Fórmula 1 en Argentina, y para lograr este objetivo hemos convocado a expertos internacionales del deporte motor. De todas formas tenemos claro que la F1 sería sólo la cereza del postre”, opinó el millonario que está decidido a invertir más de cien millones de dólares para concluir este proyecto dentro de los próximos dos años.
    En detalle, la primera etapa de finalización del circuito está prevista terminarla para fines de este año, completará 3.100 metros iniciales de pista más un club house para socios exclusivos, un parque off road 4×4 y locales para el uso comercial de terminales automotrices. La segunda fase del proyecto, situada para fines de 2014, extenderá el circuito hasta 4.7 km, cumpliendo así con la homologación FIA Grado 1. La tercer y última fase comprende la finalización de la construcción aledaña, que incluye hoteles premium, un área comercial, y una academia de manejo para talentos argentinos.
    En la actualidad, resulta contradictorio que aún no se haya arrancado con la construcción de la fase 1 del complejo Velociudad porque “están a la espera de una autorización internacional”. No obstante, estas mismas autoridades ya habrían aprobado el circuito callejero de Mar del Plata.
    Por otro lado, es paradójico también que el gobierno nacional acepte pagar un “canon” de 30 millones de euros para traer a la Fórmula 1, según informó el diario deportivo español, “Marca”, y no invierta en los caminos y en toda la infraestructura necesaria para acompañar a la inversión privada de Velociudad.
    Por último, representantes del proyecto en Zárate anticiparon que esta semana se informará el grado de avance en la construcción del circuito ubicado en Escalada.

    “La Fórmula 1 vuelve a la Argentina”

    Días atrás, en un acto celebrado en Casa de Gobierno con los pilotos argentinos que compitieron en el Dakar 2012, la presidentae Cristina Fernández sorprendió a los presentes con una afirmación: “La Fórmula 1 vuelve a la Argentina y se correrá en Mar del Plata”.
    “Espero que se termine de firmar, porque sino te juro que te mato”, le espetó la presidente al titular de la cartera de Turismo, Enrique Meyer, quien es el encargado de realizar las tratativas para el regreso después de 15 años de la Fórmula 1 al país.
    “Para nosotros esto será muy importante, porque después del fútbol, el automovilismo es el segundo deporte preferido de los argentinos”, dijo. “Lograr que Argentina sea sede de la Fórmula Uno es una cosa que nos merecemos los argentinos, para poder mostrar las cosas que tenemos”, agregó.