• Hoy 20 - Zárate - 3.1° / 5.3&deg
    • Despejado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 89%
  • Designaron a la titular del Juzgado de Faltas N° 2 creado en el 2009

    20/4/2012

    En la que fue la tercera sesión pública ordinaria del Concejo Deliberante, se aprobó ayer en la noche la designación de Florencia Robiano como titular del Juzgado Faltas N° 2 de Zárate. Tras conocerse el despacho favorable de las comisiones internas a las que había sido girada la propuesta del Ejecutivo municipal, la hija de la secretaria privada del intendente Osvaldo Cáffaro fue avalada por 15 de los 18 concejales del Cuerpo.
    Aunque el año pasado, ante la misma proposición, uno de los sectores opositores parlamentarios presentó una alternativa que proponía la designación de jueces de Faltas por concurso.
    Ignorando ese proyecto que buscaba legitimar el cargo en base a idoneidad y capacidad de los postulantes, el oficialismo legislativo optó por continuar en la misma senda de nombramientos haciendo valer el peso de su mayoría dentro del recinto, aunque esta vez estuvo acompañado de dos de los tres bloques opositores.
    Durante su primera gestión, dentro una serie de modificaciones que introdujo en el organigrama municipal, el mandatario comunal creó el Juzgado de Faltas N° 2 para la descompresión de tareas del único que existía hasta ese momento. Desde su creación, a finales del año 2009, no contaba con un responsable porque la sugerencia del Ejecutivo, de poner como titular a Robiano, abogada a cargo Asuntos Legales Administrativos, desató en 2010 una polémica por tratarse de la hija de su secretaria privada, Lilian Burroni, a quien, además, ascendiera de cargo -de jefa de departamento al de directora-. Todo fue frenado, principalmente porque el oficialismo no contaba con la cantidad de adhesiones suficientes para nombrarla, hasta ahora.
    De acuerdo a la normativa vigente (Ley 10.269, artículo 21), los jueces de Faltas son designados por el intendente municipal con acuerdo previo del Cuerpo Legislativo y con la simple mayoría de votos de sus miembros. Sin embargo, la nominación de Robiano despertó el interés de la oposición, principalmente del bloque Unión Peronismo Federal, en presentar un proyecto alternativo para que los candidatos a asumir en la titularidad de un juzgado de Faltas rindiesen examen oral y escrito. Sin embargo, en ese entonces tanto la propuesta del Ejecutivo como su alternativa fueron giradas a comisión para su “análisis”. Análisis que nunca se dio.
    Contra aumento de Chevallier
    En otro orden, fueron aprobados otros dos proyectos de relevancia, uno referido al transporte y otro a la salud.
    Por decisión unánime del Concejo Deliberante, se sancionó una resolución presentada por varios concejales a través de la cual se solicita a la empresa Chevalllier-Metropolitana que retrotraiga el aumento en la tarifa de su servicio diferencial. En un claro apoyo a los usuarios que se vieron ampliamente perjudicadas por la medida que comenzó a regir el 1 de marzo tras el anuncio del Gobierno nacional sobre los subsidios a las empresas de transporte, los concejales reconocieron que “no se trata de un servicio de lujo, que podría considerarse diferencial” y que “la única diferencia con el servicio común es que tiene menos paradas en su recorrido”.

    La sesión de anoche en el Concejo Deliberante.

    Zárate amiga de Celiacos

    Para favorecer la integración de celíacos –personas que no toleran el gluten, proteínas presentes en trigo, avena, cebada y centeno y productos derivados- en la comunidad local, el Concejo Deliberante aprobó ayer la ordenanza que declara a Zárate como “ciudad amigable para personas celíacas”.
    Con la presencia de miembros de la Filial Zárate-Campana de la Asociación Celíaca Argentina, los ediles sancionaron la norma en la que, además, se consideraró una iniciativa del bloque Nuevo Zárate e impulsada por el organismo que nuclea a celiacos en el orden local, que dispone nuevas reglamentaciones para garantizar menúes libres de gluten en todos los comercios que expendan alimentos.
    Se trata de una ordenanza que se fundamenta en la recientemente reglamentada Ley Celíaca Nacional, para disponer la capacitación de los responsables de locales del rubro gastronómico y la elaboración de un manual sobre las buenas prácticas de Manipulación de Alimentos para Celíacos, así como la exhibición de una oblea que identificará cada local como apto para celíacos.