• Hoy 23 - Zárate - 20.7° / 20.9°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 87%
  • Se atrincheró y se suicidó al ser rodeado por la policía

    14/11/2012

    Un hombre que baleó a otro en una discusión y luego se atrincheró armado dentro de una casa de Ingeniero Maschwitz, en el partido de Escobar, se suicidó ayer a la de un tiro en la boca al ser rodeado por la policía.
    Todo comenzó cerca de las 7.30 en una casa quinta situada en el cruce de Olegario Andrade y Fray Luis Beltrán, de esa localidad del norte del conurbano, donde el hombre se encontraba reunido con una pareja.
    Los investigadores constataron que las tres personas habían permanecido despiertas toda la noche en esa casa, que alquilaba la supuesta pareja. Por razones que aun no se determinaron, los dos hombres comenzaron a discutir.
    La pelea fue levantando de tono hasta que imprevistamente el invitado sacó un arma y le disparó al dueño de casa en un pie. Según fuentes policiales, tanto la mujer como el herido, aunque éste con mayor dificultad, comenzaron a correr inmediatamente, llegaron hasta el portón de entrada del terreno y salieron a la calle, mientras que un vecino que había escuchado el disparo llamó al 911.
    Así llegaron al lugar policías de la comisaría de Ingeniero Maschwitz, quienes acreditaron que el hombre que había salido de la casa con la mujer tenía una herida de bala, aunque no era grave. Ambos fueron llevados a la comisaría y en forma preventiva demorados.
    Mientras tanto, el agresor, al ver a la policía, decidió atrincherarse en la casa: cerró todas las puertas y ventanas y, cuando los agentes iban recorriendo los 60 metros de parque que separan la puerta de ingreso de la propiedad, escucharon que disparaba dos veces al aire y les indicaba que no entraran.
    Según fuentes policiales, los agentes de la comisaría convocaron al Grupo Halcón, que rodeó el terreno y enviaron a un negociador con la intención de que el hombre armado se entregara de forma pacífica. De allí que en un momento se pensó que se trataba de una toma de rehenes.
    Finalmente, cerca de las 9.20, los policías escucharon una detonación en el interior de la casa y el fiscal Matías Ferreirós, dio la orden de que ingresaran.
    Una vez adentro, los policías hallaron al hombre muerto en el suelo en medio de un charco de sangre y con signos de haberse suicidado de un disparo en la boca.
    Los investigadores intentaban determinar cuál era la naturaleza de la relación que tenía el hombre con la pareja que alquilaba la casa, aunque aún en la mañana ninguno pudo ser entrevistado debido a que aparentemente todos estaban bajo los efectos del alcohol o de algún tipo de estupefaciente.
    “En realidad la mujer no vive siempre en el lugar y muchos vecinos dicen que es una chica que trabaja en la zona”, comentó una fuente de la investigación.
    La principal hipótesis de la policía es que tanto la víctima como la pareja estuvieron toda la noche en la casa, consumieron gran cantidad de drogas y, en ese estado, se generó una pelea que finalizó con el disparo en la pierna de uno de ellos.
    Si bien no trascendió la identidad de los implicados los voceros sí manifestaron que todos eran mayores de edad y que el fallecido tenía antecedentes penales.