• Hoy 20 - Zárate - 4.5° / 4.7°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 62%
  • Aysa financiará a Aguas de Zárate

    16/11/2012

    La reunión del pasado viernes entre el intendente Osvaldo Cáffaro y la presidente Cristina Kirchner en Casa Rosada, fue el contexto para que hoy, el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, venga a firmar un convenio aprobatorio para que la empresa Aguas y Saneamientos Argentinos SA (AYSA) adquiera un paquete accionario del 39 % de Aguas de Zárate, una empresa con mayoría accionaria del Estado municipal.
    En realidad este convenio se lo tenía “guardado” el Ejecutivo municipal luego de la reunión con Cristina Kirchner. Precisamente, funcionarios nacionales habían anunciado el desembarco del Plan “Más Cerca” con obras millonarias consensuadas entre el gobierno y los jefes comunales. Y uno de los cuatro rubros temáticos de este plan se denomina “Mejor Calidad de Vida, Más Salud”, que incluye obras de agua potable, desagües cloacales y pluviales urbanos.
    Esto se relacionaba con lo que el Ejecutivo tenía pensado para Aguas de Zárate, tornarla sustentable financieramente; algo que iba a la par de los anuncios del intendente en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante de este año; en donde aseguró que se iba a extender la red cloacal y de agua a todo Lima y Zárate. “He dicho durante la campaña y lo voy a cumplir, que Lima iba a tener 100 por ciento de agua y cloacas y estamos cerca de lograrlo. Emplearé los próximos cuatro años para lograr que la infraestructura de servicios de Agua, Cloacas y Desagües pluviales, estén finalizados hacia 2015 para el 100 por ciento de la población de las dos ciudades. Este año, será el año de los servicios públicos”, expresó Cáffaro en la apertura del HCD de este año.
    Por lo tanto, no es nuevo que el Ejecutivo municipal se encuentre detrás de convertir a la SAPEM en una empresa equilibrada financieramente. Lo que sí sorprendió es que lo hará otorgándole a AySA un 39 % de las acciones de Aguas de Zárate, asumiendo el control compartido del organismo.
    Dada esta decisión, la empresa, que presta servicios sanitarios a todo el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), tomará el control operacional de “Aguas de Zárate SAPEM” a partir del año 2013; tal cual el proyecto del Ejecutivo municipal.
    Dicho por los propios concejales oficialistas, Aguas de Zárate está sedienta de capitales, se debieron realizar subsidios cruzados dentro de las arcas municipales para financiarla. Es más, cada tres meses sus empleados cobran el sueldo en dos cuotas porque, según se encargan de decir las autoridades de la SAPEM; no les alcanza ni para pagar los salarios. Ni que hablar de financiar obras de mantenimiento y de extensión de redes cloacales o de agua potable.
    De acuerdo a fuentes municipales, “Aysa vendrá a financiar grandes obras de extensión cloacal y de agua potable. Y encontramos la manera más prolija de hacer las cosas que sea parte de Aguas de Zárate. Aysa no solamente llevará a cabo inversiones y grandes proyectos sino también tareas “solidarias” en la calle, con otras obras más pequeñas y en conjunto con empleados de Aguas de Zárate”, expresó una fuente municipal.
    Por otro lado, no se ha llamado a una audiencia pública y no se ha informado a los propios trabajadores, que conforman el directorio, y a los vecinos quienes, en última instancia, son los mayores beneficiados.
    La empresa
    “Aguas de Zárate” es una Sociedad Anónima con Participación Mayoritaria del Estado Municipal, según sus siglas Sapem. Su capital accionario cuenta con un 51 % propiedad del Estado municipal, indelegables; otro 39 % de acciones del Estado municipal que si las puede delegar y un último 10 % de los trabajadores.
    A raíz del convenio que se firmará hoy; Aguas de Zárate cederá su paquete accionario a Aysa. Esta empresa era estatal, fue privatizada por ex el presidente Carlos Menem y volvió a ser estatizada el 21 de marzo del 2006 por el presidente Néstor Kirchner; anuló por decreto la concesión que ligaba al Estado y Aguas Argentinas.
    Entonces se creó para reemplazarla una nueva empresa estatal, Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), por medio de un “Decreto de Necesidad y Urgencia” (DNU) luego refrendado por el Congreso Nacional.
    La empresa quedó bajo control operativo de la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias. El 90 por ciento de la nueva compañía quedó en manos del Estado y el 10 por ciento restante siguió en poder de los trabajadores por medio del Programa de Propiedad Participada (PPP), implementado al privatizarse Obras Sanitarias de la Nación.
    Ahora, dicha empresa, está íntimamente vinculada con el ministro Julio De Vido; o como se dice en la jerga de la política, “le responde al ministro”.
    Esta empresa está señalada e investigada porque es la encargada de las obras de soterramiento del ferrocarril Sarmiento y, por ende, tendrá como gestión administrar 11 mil millones de pesos presupuestados para la obra. Vale recordar que el soterramiento del ferrocarril Sarmiento se encuentra demorado debido a que el Gobierno nacional no está cumpliendo con los desembolsos de fondos comprometidos originalmente en los pliegos de la obra.
    Otro dato que alerta vinculado a esa empresa estatal es que la semana pasada, el presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy, reclamó a la Justicia que investigue a AySA y al secretario de Ambiente, Juan José Mussi, como presuntos corresponsables de las supuestas irregularidades en las obras de saneamiento de la cuenca del río Matanza-Riachuelo.

    Aumento de tarifas

    Por otro lado, el Ejecutivo planea aumentar las tarifas de Aguas de Zárate. No solamente es la cesión de acciones a Aysa sino que también le pedirá a toda la población otro “esfuerzo” económico para mejorar el servicio.
    En la última sesión del Concejo Deliberante, el Ejecutivo presentó el expediente 448/ 12 “Fuera del Orden del Día”; por el cual se pide una modificación de las tarifas de la empresa Aguas de Zárate, la Sociedad Anónima con Participación Mayoritaria del Estado Municipal (Sapem).
    Esta empresa, además de ser deficitaria, durante todo este año no presentó su plan de obras hídricas tal cual era su compromiso.
    Lo que se sabe, y de acuerdo a las rendiciones de cuenta del Ejecutivo municipal, es que a pesar del aumento que se le brindó a la empresa para solventar las tareas; el Estado municipal es quien sigue girando abultados fondos, todos los meses, para la ejecución de obras que hacen al funcionamiento de la red de agua. Y este proceso se hace de manera discrecional, con subsidios cruzados.
    A fines del año 2010 la empresa pidió un aumento tarifario del 150 % para finalmente negociar con los ediles un 70 %; que fue lo que finalmente se aprobó. “Si no subsidiamos a la SAPEM, no funciona; no se pueden ejecutar obras. Y los subsidios, ni más ni menos, corresponden a los montos anunciados por las obras prometidas tras el aumento tarifario. Podemos detallar las obras que se hicieron”, comentó el concejal oficialista, Rodrigo García Otero en mayo de este año cuando se aprobó la Rendición de Cuentas.
    Por contrato, el Ejecutivo como poder concedente, debe presentar todos los años un “Plan Director de Obra”, el cual está previsto en el contrato de concesión. Pero nunca lo hizo público ni lo elevó al HCD.
    Además, “Aguas de Zárate”, como una Sociedad Anónima con mayoría de acciones del Estado Municipal, tiene como objeto social la prestación del agua potable en todos los puntos de la red y en todo momento; algo que a juzgar por los reclamos de varios vecinos, en diferentes barrios, no se estaría cumpliendo.
    En definitiva, el aumento previsto para este año ronda entre el 50 y el 70 %; aunque todavía se está estudiando qué porcentaje final se le otorgará. En concreto, estiman que la cuota mensual de Aguas de Zárate, con el aumento, rondará los 70 pesos como valor mínimo.