• Hoy 30 - Zárate - 14.1° / 17.5°
    • Despejado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 51%
  • Más de 100 vecinos defendieron a un adolescente asaltado por dos motochorros

    16/11/2012

    El miércoles, alrededor de las 20:45 horas, se produjo una verdadera “pueblada” en barrio CAP cuando dos “motochorros” intentaron robarle a un chico de 17 años que venía de estudiar de la casa de un compañero. Se trata de un adolescente que estudia en el Colegio Hotton, volvía de hacer un trabajo práctico en la casa de uno de sus compañeros y cuando estaba llegando a su vivienda, fue abordado por dos delincuentes armados.
    Lo interceptaron en la esquina de Justa Lima casi Pedro Martini. El joven, para defenderse, le cruza su mano al delincuente armado y logra sacarle el arma. Su cómplice de la moto; se da cuenta de esto y salta del rodado directamente a golpearlo con una patada que dio en la cara del chico. Sin embargo, un vecino que estaba viendo todo acciona la alarma comunitaria, haciendo sonar la sirena.
    En quince segundos, cincuenta vecinos salieron corriendo de sus viviendas y se abalanzaron contra los dos delincuentes, separando al adolescente robado. En un minuto eran cien vecinos que mantenían reducido a los dos delincuentes contra el pavimento. Uno de ellos, el que le pegó al chico, fue golpeado por muchas personas que trataban de mantenerlo en el piso y que no se pare y huya.
    Según expresaron los vecinos, ellos mismos le habían robado a una chica en calle Brown la semana pasada y días atrás, ambos, persiguieron a una docente para robarle, que se escondió en una bicicletería de calle Alférez Pacheco al notar la presencia sospechosa de estas dos personas.
    “Fue una reacción instantánea que habla del nivel de indignación de la gente, pero a la vez de compromiso”, expresó uno de los vecinos. Que hasta la llegada de la policía trató de que al delincuente no le propinaran una golpiza que lo dejara, verdaderamente, inconsciente.
    Su cómplice, el de la moto, el que se bajó y le acertó una patada voladora al adolescente de 17 años, “lo molieron a golpes”.
    Mientras tenían a ambos delincuentes en el piso; otros vecinos además llamaron al 911 y a la DPU.
    El primer móvil de la DPU tardó casi 20 minutos en llegar al lugar y la policía más de media hora, al contar con dos móviles sanos y en condiciones de circular. Como corolario del hecho, los agentes policiales se llevaron detenidos a los dos delincuentes; casi inconscientes producto de los golpes.

    Muestra del hartazgo

    Esta es una muestra de lo hartos y cansados que están los propios vecinos del barrio de que los asalten. Está claro que ni la DPU ni la policía, en este caso, pueden proceder en un caso como esto; ya que si el chico era baleado o herido no iban a tardar menos de veinte minutos en acercarse a barrio CAP.
    “No solamente este hecho demuestra el importante rol de las alarmas comunitarias sino también la capacidad de respuesta de los vecinos, que salieron a defender a otros vecinos. Está claro que la policía y la DPU no pueden dar más soluciones a la comunidad porque llegaron media hora después de sucedido el hecho”, dijo gritando otro vecino; en el medio de los gritos de cientos de vecinos contra los delincuentes que, a duras penas, podían levantarse del piso.
    “¿Ven? A la gente no la podemos contener más. Estamos podridos nosotros también y vamos a salir a la calle porque nadie nos da soluciones de nada”, le gritaban al Jefe Distrital, Jorge De Negri, que se hizo presente en el lugar cuarenta minutos después de sucedido el hecho en un patrullero destartalado, sin luces y con el parabrisas roto.

     

    Gran revuelo en B° CAP, los vecinos atraparon a dos motochorros.