• Hoy 26 - Zárate - 20° / 20.5°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 43%
  • Las garitas de acceso a la ciudad siguen vacías

    6/1/2013

    Lo único que hoy generan las garitas de control de acceso a la ciudad son gastos, miles de pesos que se pagan a una empresa privada para custodiar las cuatro paredes de durlock que se montaron en los accesos a Zárate, las cuales hoy cuentan con algunas computadoras que solamente sirven para matar el ocio de los vigiladores privados, como la que está en la entrada de avenida Lavalle. “Me robaron recién dos cuadras atrás. ¿Podés hacer algo? ¡Llamá a alguien!”, le pidió al vigilante un joven en bicicleta que fue robado la semana pasada en la calle Teodoro Fels. “Al 911 nada más, porque no tengo el teléfono de la policía ni de la DPU”, respondió el vigilante. “Además mi tarea es cuidar de la garita, no de las inmediaciones”, resaltó.
    El secretario de Seguridad, y vecino zarateño, Sergio Berni, prometió la llegada de Prefectura y Gendarmería para vigilar la entrada a Zárate en estas garitas. Lo hizo en junio de este año, tal cual también lo anunció el Ejecutivo municipal. Sin embargo, nada ha pasado.
    En la última visita de Berni, el funcionario evitó hablar con la prensa, llegó rápidamente a la ciudad y se fue con la misma prisa; tratando de no tomar contacto con la gente. Su helicóptero lo bajó en Prefectura Naval y a los pocos minutos, luego de la inauguración de la costanera se retiró apurado junto con Mariotto; y con la cabeza gacha, tratando de no cruzar miradas con nadie.
    Berni antes de asumir su rol de secretario de Seguridad había sido primer candidato a senador de la provincia. En su campaña había prometido “cambiar la matriz de poder que ostentaba San Nicolás y que Zárate asumiera el rol protagónico en toda la segunda sección electoral”. Tampoco lo cumplió.
    La foto del domingo 30 confirma algo, si Berni se mostró con Cáffaro es porque hay relación. Desde el Ejecutivo aseguran que el intendente efectivamente le pidió al secretario de Seguridad la autorización de las fuerzas de seguridad en los accesos a Zárate y que él mismo aceptó. Entonces no hay más que pensar que Berni también incumplió esta nueva promesa.

    Plan de Seguridad Municipal
    A mediados de año el Ejecutivo municipal anunció la implementación del denominado “Plan Municipal de Seguridad Ciudadana y Prevención Urbana” que tenía como objetivo “mejorar la convivencia a través de políticas públicas de largo plazo dentro de la jurisdicción comunal, siempre el Estado como agente de prevención”. Este plan, en el corto plazo, dependía de la autorización de Berni para traer a las fuerzas de seguridad al distrito.
    En la teoría, este proyecto se proponía cumplir tres componentes programáticos, “la prevención comunitaria, la prevención socioambiental y la prevención social”. El primero promovía la participación en seguridad de los vecinos y las organizaciones comunitarias en la gestión asociada a la problemática con los distintos niveles del Estado involucrados como vigilancia vecinal, actividades en espacios públicos, colocación de carteles de seguridad, entre otros. El segundo, el de prevención socioambiental, a través de de la obra pública y las intervenciones en el territorio (mejorar alumbrado público, parquización de terrenos baldíos, urbanización de asentamientos irregulares, entre otras cosas). El tercero de los ejes del plan municipal era alcanzar la inclusión social a partir de políticas como programas de empleos, lotes con servicios, reinserción al sistema educativo, etc.
    Teniendo en cuenta estos tres ejes, cabría preguntarse qué sucedió con la ejecución de este plan, ya los resultados no están a la vista.
    La prevención comunitaria se gestó desde abajo y en entidades civiles. Por lo cual al Estado no le quedó más que apoyarlas como la colocación de alarmas comunitarias en diferentes barrios. El programa de foros de seguridad barriales tampoco sirve en función de los comentarios de los vecinos para aportar más seguridad. Muchos frentistas del barrio España advirtieron sobre los saqueos, los robos y la “zona liberada” que existía en el lugar. A principios de la semana encontraron el cuerpo de un joven de 20 años muerto, en las vísperas a Navidad saquearon varios comercios con destrozos, robaron varias veces a los colectivos de la Cooperativa 3 de Julio y la parada de taxis de Carriego y España fue asaltada cinco veces en quince días. El jueves a la madrugada la prendieron fuego. Todo esto fue expresado por los vecinos en estos foros barriales y el Ejecutivo no tomó cartas en el asunto en esta zona en particular, por ejemplo.
    La prevención socioambiental tampoco se hizo. Vecinos de barrio Mitre piden desde hace varios años mejorar el alumbrado público de toda la zona detrás de la estación que hoy sigue en penumbras. Respecto a la urbanización de asentamientos irregulares, este programa brilla por su ausencia. Es más, en barrio Mitre familias usurparon un predio y el Estado municipal no respondió.
    Por último, el tercero de los ejes del plan municipal era alcanzar la inclusión social a partir de políticas como programas de empleos, lotes con servicios y reinserción al sistema educativo.
    En materia educativa el Ejecutivo aún no ejecutado proyectos al respecto, el programa lotes con servicios está, por el momento, paralizado. Así se lo hicieron saber a los vecinos del barrio 6 de Agosto que sigue pugnando para que los muden de debajo de los cables de alta tensión y, más allá de la oficina de empleo municipal, no se difunden programas de empleos para incluir a nuevos aspirantes, más allá de la variada oferta de la empresa privada.
    Por último, y lo que ya es una falla de este Ejecutivo, la poca consulta y difusión previa de este plan con el resto de la sociedad civil. Según anticiparon, este plan se llevaría a una consulta abierta con el resto de las entidades civiles, sin embargo este proceso nunca se llevó a cabo. El DEM anunció que este proyecto ya se encontraba listo y que se había puesto a consideración de los distintos organismos sociales, culturales, políticos y económicos para su enriquecimiento pero ninguna entidad intermedia, al día de hoy, acusó recibo de este plan.