• Hoy 29 - Zárate - 15.6°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 56%
  • La UOCRA denuncia malas condiciones de trabajo en obras en construcción

    17/1/2013

    La muerte del albañil de 17 años la semana pasada derivó en una serie de cuestionamientos hacia las inspecciones que deberían realizar los distintos organismos contralores de la actividad de la construcción, tanto en los aspectos laborales como en los relacionados a la ejecución de obras. Desde el gremio que nuclea a los trabajadores del sector denuncian que las malas condiciones de seguridad e higiene son comunes, que hay un alto porcentaje de mano de obra extranjera, en su mayoría no registrada.
    Julio González, secretario general seccional de la UOCRA (Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina), informó que el menor de nacionalidad paraguaya que muriera el miércoles 9 de enero al desmoronarse una pared en la obra que se desempeñaba hacía pocos días, ubicada en Ameghino al 1100, no estaba registrado.
    “Fue un desenlace que siempre esperamos que no pase”, expresó el dirigente gremial, “pero cuando no se respetan las normas de seguridad e higiene, cuando a los empresarios poco importa la vida del trabajador, pasa esto”.
    González indicó que como sindicato se hicieron varias denuncias al Ministerio de Trabajo contra la misma empresa contratista para la que trabajaba el joven, por otras obras pero principalmente por las similares malas condiciones en las que realizaban sus tareas exponiéndose a riesgos de distintas características.
    “A esta gente les he paralizado las obras en más de una oportunidad”, indicó, “tengo todas las actas de relevamiento, controles de obras, inspecciones del Ministerio de Trabajo que es quien hace de policía laboral, porque nosotros solo elevamos la denuncia ante el organismo y ellos actúan”.
    “Estas cosas se ven todos los días”
    “La reflexión es que tenemos que seguir trabajando, con más énfasis, porque siempre hay algo para corregir”, expresó, “estas cosas se ven todos los días, uno tiene que andar corriendo y parando obras por las malas condiciones en las que se encuentran los trabajadores, creo que esto nos tiene que llevar a un tiempo de reflexión, incluso de los mismos trabajadores”.
    El menor hacía poco había llegado a la Argentina a vivir con su familia, radicada actualmente en la localidad de Campana. Hacía poco tiempo también que había comenzado a trabajar en la obra de Ameghino en forma tercerizada. “En las condiciones en las que estaba, el chico no podía haber estado trabajando porque era menor”, aseguró González.
    Sobre la relación contractual del resto de los trabajadores de la misma obra, el sindicalista generalizó y dijo que “siempre hay un blanqueo de cierto número de personas pero, por detrás, incorporan a más gente en negro”. En ese marco, añadió que “el contratista, el que ejecuta la obra, no se encuentra en el país, por lo menos no se ha hecho presente y, hasta donde tenemos entendido, estaba de vacaciones en Paraguay”.
    Si bien la obra de construcción en particular se encuentra clausurada por la Municipalidad, ayer estuvieron trabajando en el lugar algunos obreros supervisados por personal de la comisión directiva del gremio a fin de alizar el terreno y apuntalar las medianeras.