• Hoy 23 - Zárate - 15.7° / 15.8°
    • Lluvia
    • Presión 1017 hpa
    • Humedad 81%
  • Cansados de los robos, vecinos de Villa Carmencita comienzan a sumarse al sistema preventivo

    18/1/2013

    Hartos de los robos, los vecinos de Villa Fox, Smithfield y CAP decidieron, tiempo atrás organizarse para poner alarmas comunitarias con resultados en el orden preventivo, hasta el momento, satisfactorios. A esa decisión se sumaron ahora vecinos de Villa Carmencita. La idea es ampliar la instalación de dispositivos y repartir pulsadores como el que ya se instaló en Bernardo de Irigoyen al 1500 para que los vecinos los accionen ante cualquier sospecha.
    Es la primera vez que en el barrio los vecinos se organizan de esta manera y los hacen urgidos por la situación por la que atraviesa el vecindario que, hasta hace unos años atrás, los delitos contra la propiedad y las personas eran esporádicos, hoy moneda corriente.
    Los vecinos autoconvocados apuntan a sumar más frentistas, en ese contexto se desarrollarán a futuro nuevas reuniones a fin de confeccionar un mapa con las manzanas correspondientes al barrio y ver cuántos frentistas quieren adherirse a la instalación de las alarmas.
    Pese a los espacios ofrecidos por la Municipalidad para el planteo de los vecinos, como los foros de Presupuesto Participativo, ante la urgencia de sus necesidades y la falta de respuestas inmediatas por parte de las autoridades, la población se sigue organizando por su propia cuenta a fin de canalizar en forma comunitaria la problemática de la inseguridad.
    Las alarmas comunitarias forman parte de los sistemas de prevención de delitos y vandalismo que la gente ha encontrado como solución. El concepto es la prevención  aportada por un compromiso de acción común entre todos los vecinos.
    Por el momento, los vecinos de Irigoyen al 1500 son los únicos del barrio adheridos al sistema con una alarma estratégicamente ubicadas en la cuadra para ser activada a control remoto (tipo llavero).
    Se trata de una herramienta disuasiva al llegar o salir de una casa o un comercio. El objetivo es que puedan ser activadas desde las puertas de entrada, automóviles, ventanas a la calle u otras ubicaciones que permitan dentro de lo posible un contacto visual con la central y alertar al resto de los vecinos al respecto.