• Hoy 28 - Zárate - 9.9° / 11.9°
    • Despejado
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 76%
  • La defensa de los hermanos Escobar expuso sus alegatos en el juicio por el crimen de Rocío Juárez

    3/11/2015

    En la mañana de ayer, como estaba previsto, se llevó a cabo una nueva audiencia del Juicio oral y público contra los hermanos Pablo y Matías Escobar, únicos imputados en el crimen de Rocío Juárez.
    En la Sala 2 del Tribunal Oral en lo Criminal, estuvieron presentes familiares y allegados a la joven, así como también estuvo presente Inés Casse acompañando a la familia junto a su equipo del Centro de Protección a la Victima, la psicóloga Lic. Pamela Aguilera, y la titular del área municipal de Igualdad de Oportunidades, Pamela Yehle.
    Minutos antes de las 11, el publicó colmó la sala esperando escuchar los alegatos de la defensa de los Escobar, representada en los abogados Arias y Babington. Este último, a cargo de la defensa de Matías Escobar, fue el primero en tomar la palabra y, en su alocución ante el Tribunal compuesto por los Jueces Daniel Ropolo, Elena Bárcena y Ángeles Andreini, expuso sus argumentos para colocar al acusado dentro de la figura de Encubrimiento no punible, por lo cual solicitó la absolución del mismo.
    En primera instancia, el Dr. Roberto Babington, pidió la nulidad de las acusaciones y los alegatos de la Fiscal de Juicio, Dra. Laura Vivas, citando el Artículo 368 del Código Procesal Penal, donde se establece que “no se podrán leer memoriales”, arguyendo que la exposición de la representante del Ministerio Publico Fiscal, “fue leída íntegramente”, dejando constancia que “nunca fue consentida por la parte, esta irregularidad”.
    Continuando con su alocución, Babington sostuvo que el caso de Rocío, “hiere el tejido social”, y que “le podría haber pasado a cualquiera”. En su defensa al pedido de prisión perpetua que cae sobre Matías Escobar, el letrado montó un alegato desesperado, buscando invalidar el proceso de instrucción de la causa, a cargo del Fiscal Dr. Martin Zocca. En este sentido, Babington manifestó que Zocca se dedicó a “alcanzar objetivos” previamente planteados, y lo acusó de “perseguir a Matías Escobar”.
    Asimismo, continuó su alegato exponiendo que, durante el Juicio Oral, “se utilizaron constancias de la instrumentación, fuera de la manda procesal”, y agregó que “no se puede lograr Justicia a costa de cualquier cosa”. Una vez más, volvió a cargar contra el Fiscal de Instrucción, calificando de “pésima” la investigación, puntualizando que en ningún momento se realizó un examen histopatológico sobre el cuerpo de Rocío, que pudiera determinar la hora del deceso y, por consiguiente, la función de Matías que, según establece el letrado, entró en escena dos horas después de que la joven recibiera el disparo, cerca de las 5 de la mañana, cuando es avisado por Pablo Escobar.
    El alegato, que tuvo una extensión de más de una hora, también repasó la herida alojada en el pie de Rocío producida por el rozamiento contra una superficie abrasiva, según lo determinaron los peritos. En este punto, Babington intentó demostrar que entre el disparo y el óbito, pasó poco más de un minuto y medio, por lo que, la mencionada laceración, fue producida luego de la muerte.
    Por otra parte, señaló la inexistencia del acto de violación, al “no haber señales de defensa”. En la replica que realizará la querella la próxima jornada, se estima que será retomado este punto, manifestando que, según el testimonio de Genaro Joannaz (cuñado de Matías Escobar), Pablo confesó haber abusado de la joven, luego de efectuarle el disparo.
    En la misma línea, el letrado defensor sostuvo que no existieron indicios de ser un caso de violencia de género, desestimando la acusación por femicidio, ya que, según expuso “la violencia de género exige cosificación, y extensión en el tiempo; no que suceda solo una vez”. Además, en su alocución, buscó invalidar las acusaciones alegando que “se pide perpetua para Matías, y no se sabe a qué hora murió Rocío”, y agregó que “la mecánica del hecho, no se ajusta al andamiaje probatorio, en cuanto a las circunstancias de tiempo, modo y lugar del fallecimiento”.
    Finalizando su alegato, Babington pidió la absolución de Matías Escobar, “por falta de participación en el hecho”, sumando las dudas planteadas desde la defensa en cuanto al momento de muerte, beneficiando al imputado con la presunción de inocencia y el “in dubio pro reo”.
    En su turno, el Dr. Arias, a cargo de la defensa de Pablo Escobar, suscribió al alegato planteado por su colega y ratificó el pedido de la nulidad de la lectura del alegato de la Fiscal de Juicio, Dra. Laura Vivas. Por otra parte, apoyado en su argumento sobre que “Pablo declaró que el arma se disparaba con facilidad”, Arias manifestó que el homicidio fue de carácter “accidental”, y planteó la nulidad del acta de secuestro de otra arma que tenía en su poder el imputado al momento de su detención, ya que, según argumenta, existieron irregularidades en el procedimiento.
    Conforme a su alegato, de poco mas de 15 minutos, el letrado defensor también pidió la absolución de Matías Escobar y la condena a Pablo Escobar a la pena mínima prevista dentro de lo que describió como “Homicidio accidental”.

    COMO SIGUE EL JUICIO
    La próxima audiencia será el lunes 9 de noviembre, en la que se llevará a cabo la réplica a los alegatos y lueg

    Pablo y Matías Escobar con los abogados defensores ayer en la sala del tribunal.

    Pablo y Matías Escobar con los abogados defensores ayer en la sala del tribunal.

    o, en la jornada siguiente, el Tribunal dictará el veredicto y la sentencia.

    Familiares y amigos de Rocío Juárez ayer en el Tribunal Nº 1.

    Familiares y amigos de Rocío Juárez ayer en el Tribunal Nº 1.

    Pablo Escobar ingresando a la sala esposado.

    Pablo Escobar ingresando a la sala esposado.

    Los jueces Mariángeles Andreini Daniel Roppolo  y Elena Bárcena.

    Los jueces Mariángeles Andreini Daniel Roppolo
    y Elena Bárcena.

    La fiscal Laura Vivas, el Dr. Hugo Trindale  y Victoria Cristaldo, madre de Rocío.

    La fiscal Laura Vivas, el Dr. Hugo Trindale
    y Victoria Cristaldo, madre de Rocío.