• Hoy 21 - Zárate - 13.2° / 14°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 50%
  • El Municipio proyecta una planta de tratamiento cloacal

    9/11/2015

    Hace más de diez años que sucesivas gestiones municipales, y hasta la propia Cooperativa Eléctrica cuando tuvo en concesión el servicio sanitario, anhelan construir una planta de tratamiento de efluentes cloacales en función de aportar al medio ambiente y seguir evitando el gran impacto ambiental que resulta de arrojar todos los desechos desde la cloaca directamente al río.
    A finales del 2013 el secretario de Obras Públicas, Pablo Giménez, había anunciado que la propuesta para la construcción de una planta de tratamiento de efluentes estaba dentro del “Plan Ciudad” del intendente Cáffaro pese a su alto costo. Del mismo modo, reveló que había una propuesta en análisis de la que no querían anunciar nada hasta que no se avance en tal sentido. Finalmente esos avances se realizaron y la empresa AySA, mantendría un contrato de asistencia técnica con el municipio, completó un complejo estudio para evaluar cómo se debería “coronar” el final del sistema cloacal, con la instalación de una planta de tratamiento de efluentes y un difusor subfluvial en el río.
    “Le encargamos a AySA un estudio sobre cómo sería el difusor fluvial y la planta de tratamiento de efluentes cloacales que queremos instalar. La empresa encaró el proyecto en mayo del año pasado y lo terminaron recientemente, incluida una batimetría completa del río para la instalación de un difusor cloacal submarino”, informó el secretario de Obras Públicas municipal, Pablo Giménez. “Teníamos que saber dónde había más profundidad, qué caudal tenía el río en esa parte y con qué velocidad corría. AySA utilizó un barco y consiguió el apoyo de una consultora internacional. Finalmente el estudio arrojó que las condiciones del río son aptas para la colocación del difusor ya que tenemos una ciudad agua abajo muy próxima, que es Campana, y lo que haremos es tratar todos los líquidos antes de entregarlo al río. Para ello necesitábamos saber, entre otras cosas, la profundidad y el caudal para que eso se metabolice naturalmente con el río”, agregó Giménez. “AySA calcula que les llevará todo el 2016 y el 2017 para construir la planta y colocar el difusor. De esta manera tendríamos el final del sistema cloacal resuelto”, subrayó el funcionario. La nueva red cloacal principal se proyecta, de forma subterránea, desde calle España por Guido Spano hasta Antártida Argentina. Precisamente, en la actualidad el municipio está trabajando para unir el tramo de Antártida Argentina hasta Pellegrini. Así quedaría todo el circuito cerrado porque desde calle Pellegrini hacia El Bajo, está todo terminado. “A partir de El Bajo, donde finalizaron las obras, resta colocar una sección de caños muy corta, de unos 150 metros, que se dirige hacia un pozo de bombeo; ya que en esa zona cambió la cota y estamos a contrapendiente. De hecho ya se construyó el pozo de bombeo y sólo resta energizarlo. Desde allí partiría la última parte del sistema cloacal hasta la planta de tratamiento de efluentes que se construirá en la zona costera y luego hacia un difusor fluvial”, detalló Giménez.
    Planta de tratamiento y difusor
    Una planta de tratamiento cloacal es una instalación donde a las aguas residuales se les retiran los contaminantes, para hacer de ella un agua sin riesgos a la salud y/o al medio ambiente; al disponerla en un cuerpo receptor natural como en este caso es el Río Paraná de Las Palmas. Los procesos de tratamiento son, habitualmente, dos; el asentamiento de sólidos y el tratamiento biológico de la materia orgánica disuelta presente en el agua residual, transformándola en sólidos suspendidos que se eliminan fácilmente. Estas plantas se completan con la tecnología de los difusores subfluviales o submarinos; unos caños que poseen orificios circulares ubicados en cada lado del conducto. Entonces el efluente con el agua es descargado en chorros turbulentos circulares desde estos orificios difundiéndose en la masa de agua.
    Nuevo tramo del colector
    En otro orden de cosas, el Ejecutivo municipal confirmó que siguen los trabajos de ampliación del colector cloacal en Guido Spano y Antártida Argentina, que permitirá extender la red cloacal domiciliaria la mayoría de los barrios del oeste de la ciudad.
    Se trata de una obra de más de 100 millones de pesos. Con el mismo objetivo también trabajan en otro tramo en Pellegrini y Pividal. Cuando estos dos tramos estén terminados, gran parte de los barrios que hoy no tienen cloacas podrán acceder a la red cloacal. El nuevo colector tiene 500 mm y se enterrará 5 metros y medio debajo de la calle Guido Spano e irá desde Antártida Argentina hasta la calle España. Este tramo del colector que beneficiará a los vecinos de los barrios Juana María, Mitre, San Esteban, Pecorena y COVEPAM III, tiene una financiación de $ 6 millones por parte del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento Rural (SPAR). Por otra parte, la obra del colector cloacal máximo en el tramo que comienza en Pividal y Pellegrini y corre hasta Rómulo Noya, de Noya a Alfonsina Storni y por ésta última hasta la Colectora Sur de la avenida Antártida Argentina. Este tramo tiene un costo de 12 millones de pesos y es financiado por AySA. Los barrios beneficiados por este tramo del colector serán Villa Negri, 6 de Agosto, Burgar, Orsi, Las Casuarinas, San Jacinto y Artesanía. En total, el nuevo colector cloacal máximo tendrá una extensión de 6,5 kilómetros. Por su alto costo, la obra fue dividida en tramos y se comenzó a construir desde el río hacia el oeste de la ciudad.
    Una obra cara pero de alto impacto
    La ciudad de Mar del Plata comenzó su planta de tratamiento de efluentes con un presupuesto de 350 millones de pesos, donde el 80 por ciento de la obra será financiada por el Estado nacional con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); en tanto el 20 % restante deberá hacerse con fondos del Estado municipal. Su plazo de obra es de 22 meses, está emplazada en un predio de 187 hectáreas sobre Ruta 11, y será complementaria al emisario submarino. Además, la obra brindará trabajo a 150 personas. En el caso de Zárate, la capacidad de la planta es mucho menor a la de Mar del Plata, pero será una obra de alto impacto social dado que resolverá, junto al emisario submarino, el tratamiento de los residuos cloacales por los próximos 50 años de acuerdo a lo planificado en materia de cantidad de habitantes. Otro de los municipios bonaerenses que se encuentran ejecutando una obra similar es Presidente Perón, que está edificando una planta en función de su población de 20 mil habitantes. Esta obra asciende a la suma $ 46.895.589 y es financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) dependiente de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación. También el municipio de Necochea anunció la construcción de una planta de tratamiento con un presupuesto que ronda los 85 millones de pesos. La planta está proyectada para una población de 150 mil habitantes y ubicada en un predio de 14 hectáreas. Según informaron se piensa una primera etapa de construcción del 25% con fondos municipales. Por último, el caso más próximo a Zárate es la planta de tratamiento de efluentes cloacales de Campana. Se trató de una obra financiada por el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Planificación Federal, con un monto de $ 58 millones de pesos y pensada para una ciudad de 150 mil habitantes, cubriendo así la proyección de crecimiento habitacional de la ciudad de Campana por los próximos 30 años. Cabe destacar que antes de la obra la Planta cloacal de Campana se encontraba en un estado deteriorado y brindaba un servicio deficitario, alcanzando sólo la mitad de la población, con problemas tanto de funcionamiento como ambientales y lo que se hizo fue ampliarla.

     

    Trabajos en la avenida Antártida Argentina.

    Trabajos en la avenida Antártida Argentina.