• Hoy 5 - Zárate - 9.7° / 10.8°
    • Nublado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 71%
  • Los crespones en plena floración alegran el paisaje urbano

    16/1/2016

    A veces amados a veces odiados, lo cierto es que los crespones (Lagerstroemia indica) no pueden pasar inadvertidos ni en los jardines ni en las veredas soleadas de la ciudad y sus alrededores en el verano.
    Desde el comienzo de esta estación cálida, estos pequeños arbolitos abren sus pimpollos ofreciendo al menos por dos meses, la belleza de sus flores de gran colorido que varían en la gama de los rosados, lilas y blanco.
    De esta manera, la ciudad se ve alegrada por las fuertes tonalidades de estos árboles que se han adueñado de muchas veredas y donde hoy en día los podemos ver esplendorosos en plena floración de ramilletes muy abiertos. Hay veredas en que hay varios de ellos y sus tonalidades se combinan alegrando el paisaje urbano.
    Si queremos sombra, no son ideales ni para sentarse de bajo de ellos ni para proteger el automóvil de los fuertes rayos solares, sólo son ornamentales pero llaman mucho la atención. Y para quienes aman contemplar la belleza de la naturaleza son una buena razón de éxtasis.
    En el otoño sus hojas se ponen de un color rojo otoñal muy lindo y su corteza similar a la del arrayán queda al descubierto en el invierno y a medida que envejece se pone más lustrosa y atractiva.

     La belleza de sus flores como la de este ejemplar en Pinto al 1.000 de gran colorido que varían en la gama colores.

    La belleza de sus flores como la de este ejemplar en Pinto al 1.000 de gran colorido que varían en la gama colores.