• Hoy 1 - Zárate - 10.8° / 12°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 82%
  • El gremio de la construcción en estado de alerta por paralización en obras estatales

    20/1/2016

    Alerta y preocupación, fueron las palabras con las que el Secretario General de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Seccional Zárate, describió la situación que atraviesa el gremio, ante la suspensión de obras estatales que nucleaban a una importante cantidad de trabajadores.
    Días atrás, el presidente Mauricio Macri declaró que la administración se encuentra evaluando las obras de las Represas Néstor Kirchner y Cepernic en Santa Cruz, y deslizó la posibilidad de parar el proyecto iniciado durante la gestión anterior.
    En la obra, participó un importante número de trabajadores de Uocra Zárate que, tras la paralización y la incertidumbre, debieron retornar a la ciudad, ya sin su fuente de empleo.
    Julio González, secretario general de Uocra Zárate, sostuvo en diálogo con LA VOZ: “Esto lo venimos planteando desde hace varios días, hay una preocupación latente y no nos vamos a desentender del tema. Esto tiene que ver con las represas del sur y las termoeléctricas. Por lo que ha dicho el gobierno, las ha desestimado porque no pasan a ser prioridad. Esas son obras importantes, en la represa Néstor Kirchner hablábamos de más de 5 mil puestos de trabajo, íbamos a tener la posibilidad de aportar mano de obra calificada, y hoy nos estamos quedando sin esa fuente laboral para los compañeros”.
    Según explicó, desde el gremio no encuentran forma de amortiguar el impacto: “Lo venimos trabajando día a día, hay muchos compañeros que se acercan a la seccional y les vamos diciendo por día qué es lo que hay, sean uno, dos o tres puestos de trabajo. Por suerte estamos en Zárate, que es una zona con un polo industrial importante, y que sostiene un número considerable de puestos de trabajo”.
    No obstante, el trago amargo se intensifica con el potencial creciente número de desocupados, provenientes de proyectos como el Carem, la cuarta central nuclear y el plan de mitigación: “En estos temas también hay un signo de pregunta y mucha preocupación. Estamos esperando una respuesta concreta, ya sea del Estado o de Nucleoeléctrica S.A, sobre cuál va a ser el destino inmediato de esos casi 800 puestos de trabajo, que hasta ahora han sido sostenidos por un gobierno que ya no está. Hoy no tenemos una respuesta clara”. Desde Uocra, se encuentran expectantes a las palabras del ministro de Minería y Energía de la Nación, Juan José Aranguren, sobre el tema: “Sabemos que desde Nucleoeléctrica hay muchos problemas económicos, que no está llegando el dinero para continuar con las obras, como el Carem, que es una obra que debería estar mucho más avanzada”.
    En la mañana de ayer, un grupo de trabajadores de la construcción bloquearon el acceso a la Central Termoeléctrica Rio Turbio, ante la falta de respuestas sobre el pago de sueldos y aguinaldos, que se suman a los masivos despidos de trabajadores del sector.
    Hoy la seccional Zárate de Uocra, que comprende las localidades de Lima, Baradero, Alsina, Exaltación de la Cruz y Zárate, tiene cerca de 6 mil afiliados y una masa de desocupados superior a los 700 trabajadores: “También teníamos las obras de las vías, con cerca de 500 trabajadores afectados, y desde el 15 de diciembre hasta acá, han recibido un impacto fuertísimo, debido al retraso de los pagos”, señala el dirigente y agrega: “La preocupación nuestra es la fuente de trabajo, para este tipo de política, el factor de regulación siempre ha sido el trabajador. No estamos pidiendo planes sociales, pedimos trabajo”.

    PLAN DE ACCION
    Consultado sobre si se evalúa algún plan de acción ante los golpes en la generación de empleo que describen, González sostuvo que “Uocra es un gremio activo y de lucha; siempre hemos adoptado políticas de paz social, siempre y cuando se respete la dignidad de los trabajadores. Necesitamos que este Estado siga con estas obras que son de un crecimiento importantísimo, y les han dado a nuestros trabajadores la posibilidad de capacitarse. Nosotros esperábamos ansiosamente la ejecución del proyecto de la planta nuclear donde se iba a destinar más de 4500, un pilar para solucionar la desocupación de la zona, y hoy estamos en esta incertidumbre en que dependemos de la decisión del nuevo gobierno sobre si se hace o se desestima”. En este sentido, según anunció, en la próxima semana mantendrá reuniones con el secretario general de Uocra, Gerardo Martínez, donde le presentarán un análisis de las obras, para efectuar el planteo ante el gobierno, trasladando también, la preocupación latente de los trabajadores.
    “Preocupa mucho esta quietud, la falta de trabajo y la devaluación importante que ha degradado el salario de los compañeros. Tenemos una paritaria muy cerca, esperamos que sea coherente, el trabajador ha perdido notoriamente el poder adquisitivo”, manifestó.
    La situación, que mantiene en alerta al gremio, llevó a que se expusiera esta preocupación ante al intendente Osvaldo Cáffaro: “Osvaldo se ha comprometido de seguir trabajando de manera conjunta, hay proyectos de obras en Zárate que están próximos a seguir; esto no va a servir para terminar con toda la desocupación de la zona, pero si va a servir para paliar esta situación”.

    CRITICAS AL SINDICALISMO
    Al mismo tiempo, González cuestionó al sector sindical que “paraba el país por el impuesto a las ganancias”, contrastando con la escena actual donde “hacen silencio frente a los despidos”, calificándolo de “lamentable”. Por otra parte manifestó: “Esperamos que Cambiemos entienda que el trabajador no está dispuesto a ser la variable de ajuste, no vamos a permitir eso; los trabajadores esperan que los representantes estemos en las buenas y en las malas. Vamos a ser la punta de lanza, si mañana nos tocan la fuente de trabajo que es lo que más priorizamos”.

    Julio González.

    Julio González.