• Hoy 30 - Zárate - 23.3° / 23.7°
    • Despejado
    • Presión 1018 hpa
    • Humedad 30%
  • “Nuestro desafío es lanzar la nueva Hilux en toda América Latina”

    2/2/2016

    La empresa automotriz Toyota presentó el nuevo modelo de la camioneta SW4 en la localidad de Cañuelas el pasado fin de semana y su presidente, Daniel Herrero, habló sobre las perspectivas de la marca para este año. “En principio el 2015, para nosotros, fue un año muy bueno. Uno se tiene que sentir orgulloso porque vamos a terminar el año con la planta casi lista después de una inversión de u$s 800 millones y gastando más de lo que habíamos dicho originalmente, o sea que es señal que el proyecto sigue y que se ratifica el proyecto de Toyota con la Argentina. A todo eso se suma el lanzamiento de la Hilux que se convirtió en un éxito, y ahora hacemos lo propio con la SW4, un vehículo líder desde hace diez años que está hecho en Argentina”, comenzó diciendo el CEO de Toyota.
    Luego habló de la coyuntura actual y de la política de la empresa, “nosotros compramos y vendemos al exterior; cuando importamos perdemos con un dólar más alto, pero lo recuperamos cuando exportamos. Nuestro proyecto tiene balanza equilibrada y la devaluación no nos modificó. Y en cuanto a precios hay dos caminos: los aumentamos y ganamos más plata o los mantenemos y maximizamos el volumen. Y con nuestro pensamiento de largo plazo optamos porque los clientes estén contentos y nos compren”.
    Las empresas automotrices lideraron en la última década y media el crecimiento de la industria, pero no todas pudieron esquivar el estancamiento de la economía en los últimos tres años. La excepción a la regla es la propia Toyota, que envía el 70% de su producción local al exterior y que fue la única que no suspendió ni despidió personal en todo el 2015. Incluso acaba de convocar trabajadores para su planta local, que ya finalizó su proceso de ampliación. Actualmente Toyota tiene a unos 5 mil empleados directos y existe entre 8.000 y 9.000 operarios que lo hacen en las empresas autopartistas que trabajan para la firma.
    Por otro lado, sobre la quita de impuestos a los autos de alta gama Herrero evaluó; “en 2015 vendimos 500 camionetas SW4 y este año esperamos colocar casi 3.000. Esas son adicionales a las unidades que ya teníamos previsto producir en la planta de Zárate, por lo que también hará crecer la producción. En las concesionarias que ya tienen el modelo nuevo de la SW4, el precio bajó en torno a un 17%. Es decir que si comparamos contra el valor máximo que tuvo el modelo anterior, la baja es cercana al 30%. De hecho hay lista de espera hasta agosto. En cuanto a las Hilux tenemos ya más del 40% de contenido local. Hay un limitante grande en el autopartismo y un ejemplo claro de ello es que en la Argentina no se fabrican cinturones de seguridad, que no es algo súper tecnológico que no se pueda producir. Es más un problema de diseño e inversión. Hay un camino grande para recorrer, pero para elevar la localización de las empresas tiene que haber un horizonte de previsibilidad. Y eso demanda claridad en la terminal, el sindicato y el Gobierno. De lo contrario es muy difícil radicar una inversión”.
    Respecto al mercado latinoamericano el CEO de Toyota opinó; “Brasil ahora muestra una caída de demanda pero hemos buscado compensar en otros países. Esa planificación nos permitió el año pasado ser récord de ventas histórico para la marca en la Argentina y superar por primera vez el 10% de participación en el mercado local. A su vez, armamos un departamento de Comercio Exterior que está recorriendo la región para llegar con productos y para adaptarlos a las necesidades particulares de los clientes locales. Hoy estamos haciendo 175 diferentes modelos de la nueva Hilux para toda América Latina y seguimos viendo qué otra cosa podemos hacer para aumentar el volumen de la planta de Zárate. Por ejemplo Perú es un destino que tiene mucha actividad minera y estamos tratando de ver qué quieren los mineros con el objetivo de realizar vehículos más especiales para la actividad”.
    De la misma manera, hizo una proyección sobre los volúmenes de venta para este año; “queremos fabricar, como mínimo 100 mil autos, que sería un nuevo récord. En noviembre del año pasado le dimos ese dato a todos nuestros proveedores. Así, el margen de maniobra para ellos es mayor: pueden proyectar e invertir tranquilos. Le hablamos de 100.000 pero está claro que si podemos fabricar 140.000, lo haremos. En nuestro caso el desafío es ir lanzando la nueva Hilux en todos los destinos de América Latina”.
    Por último fue claro en la política global de Toyota, “nuestro proyecto es totalmente apolítico. De lo contrario es muy difícil garantizar un trabajo de largo plazo. Todo proyecto tiene que tener a la empresa, al sindicato y al Gobierno enfocados en una sola dirección y eso es lo que tratamos de hacer constantemente”, concluyó.

    Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina.

    Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina.