• Hoy 28 - Zárate - 19.9° / 21.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 67%
  • Preocupación de Cáffaro y la UOCRA por la situación laboral y el freno de obras con fondos nacionales

    16/2/2016

    En horas cercanas al mediodía de ayer, el intendente Osvaldo Cáffaro mantuvo una reunión con el titular de la sede local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Julio González, para analizar la situación por la que atraviesan los trabajadores en la ciudad, puntualizando en el conflicto suscitado en la Central Nuclear Atucha con la empresa Vialco SA.
    Tras el encuentro a puertas cerradas que mantuvieron el Jefe Comunal y el secretario gremial junto a su equipo, Cáffaro manifestó a la prensa su respaldo a la lucha iniciada por los trabajadores en defensa de los puestos de trabajo.
    “Dijimos en la campaña que para nosotros es fundamental que Atucha pueda seguir, está dentro de un plan estratégico de Argentina, pero a nivel local nosotros vamos a defender nuestra fuente de trabajo, por eso me pongo a disposición de Julio González”, señaló el Intendente.
    En este contexto, reconoció que no se trata de una “situación fácil” y que, en el marco del cambio de gobierno a nivel provincial y nacional, decidió no tomar vacaciones para revisar los expedientes, dado que no se vislumbran desembolsos de dinero para obra pública en la ciudad, por parte del Estado Nacional y Provincial.
    Al respecto Cáffaro manifestó: “Estamos hablando de mucho dinero, de una cifra de alrededor de 800 millones de pesos, que es prácticamente un presupuesto municipal”. En este sentido, explicó que las sumas pautadas a través de convenios firmados, provenientes de acuerdos con la administración del Frente para la Victoria, son obras eléctricas y de pavimentos, entre otras, las cuales algunas fueron iniciadas, mientras que otras aun no comenzaron. “Estas obras significan una mejora en la calidad de vida de los zarateños y los limeños; todavía me faltan algunos organismos por recorrer. El trazado grueso indica que estamos en problemas, acá no hay inversión o no va a haber inversión pública por parte del Estado Nacional, por lo menos a corto plazo. De esto voy a hacer un informe a fin de mes, y voy a tener un panorama más completo, hasta ahora lo que he recorrido no ha sido favorable. Quiero marcar esta preocupación y transmitírsela a la comunidad, hay un cambio importante en cuanto a la inversión”.
    Uno de los mega proyectos que planeaba encarar el gobierno de Osvaldo Cáffaro, tiene que ver con una iniciativa de mejora del tendido eléctrico y potenciación de la energía, que abarcaría a casi una veintena de barrios periféricos de Zárate y Lima, cuyos expedientes fueron aprobados por el Concejo Deliberante, y que tenía el apoyo del Ministerio de Planificación Federal, cartera que hoy se encuentra desdoblada en varias áreas. “He hablado al respecto con el secretario de Planeamiento Energético, Daniel Redondo, y esas obras que están licitadas no van a avanzar, y así como éstas, hay otras que implican una mejora en la calidad de vida. Estoy muy preocupado, creo que todavía no es momento de dar el informe final, pero sí marco la preocupación”, explicó el Jefe Comunal.
    Con respecto a la situación laboral en Atucha, el Intendente fue tajante y manifestó: “No estamos solamente hablando de obras, hablamos de puestos de trabajo, que es lo que dignifica a la gente. No puede haber cesantías de trabajadores, si tiene que haber cambios que los haya, pero no sobre la variable del ajuste de la fuente de trabajo”.
    A este escenario de alerta e incertidumbre para los municipios, explicó Cáffaro, se suman las nulas respuestas sobre la llegada de más fondos de coparticipación, recursos o líneas de financiamiento, por lo que al momento “la respuesta ha sido que el Estado viene a hacer lo que tiene que hacer, entonces mi pregunta es ‘¿qué es lo que tiene que hacer el Estado?’, muchas cosas van a quedar en manos de las prestadoras de servicios, con un Estado que se va alejando cada vez mas de los temas”.
    Durante el kirchnerismo las cosas tampoco fueron fáciles, por lo que el Jefe Comunal reconoce que “hubo dificultades en este proceso, no ha sido un jardín de rosas, pero siempre estaba la posibilidad de conversar, de dialogar, de ajustar lo que había que ajustar, sabiendo que había una intencionalidad de hacer. Hoy, veo que hay una intencionalidad de no hacer. Realmente en estos ocho años hemos crecido mucho, hemos transformado la ciudad, y veo un panorama difícil”.
    Consultado sobre las alternativas que puede ofrecer el municipio para paliar la situación de los gremios, Cáffaro anunció una posibilidad de inversión cercana a los 95 millones de pesos, que represente un 10% de la inversión que debía llegar desde el Estado Nacional. “Muchos de los municipio no pueden ni siquiera pagar los sueldos, estamos hablando de una inversión importante, ahí es donde la gente tiene que ver, comparar y ver la situación. No va a ser fácil, ojalá que haya un cambio de visión, de que el ajuste no son los municipios, ni los trabajadores. Ya se las película de los ’90, y espero que no sea esta misma película”, declaró.
    En lo que refiere a las obras del Promeba, sostuvo que “son con fondos del Banco Mundial, y no creo que eso esté en riesgo; son recursos externos y vamos a seguir avanzando, el problema es cuando son recursos del Estado Nacional o la Provincia de Buenos Aires”.

    Julio González: “No debemos renunciar a la dignidad del trabajo”

    Por su parte, Julio González tampoco se mostró optimista con respecto a los días venideros y calificó a la situación que atraviesan los trabajadores como “irreversible”. El panorama en la Central Nuclear continúa con la misma medida adoptada el pasado viernes, donde los trabajadores se encuentran en estado de alerta y asamblea permanente en los obradores. La impaciencia no se niega y el clima de incertidumbre es un hecho que atraviesa a todos los obreros de la construcción afectados a la obra civil de Atucha II y el Carem. Desde la dirigencia gremial, así como también los trabajadores, se esperan las resoluciones que tendrán lugar el día de hoy en el Ministerio de Trabajo bonaerense.
    La empresa Vialco SA, dependiente de Electroingeniería, no percibe desde hace cuatro meses los fondos del Gobierno Nacional, y la medida afecta de manera directa a los trabajadores: “No se han respetado los salarios, hay compañeros que han salido de vacaciones y no se le han hecho los depósitos correspondientes, tengo llamadas de muchas empresas sujetas a los contratos de Nucleoelectrica SA, donde les han hecho saber que esto puede decantar en despidos masivos y en suspensiones sin goce de sueldo. Esto lo dije hace un tiempo atrás, cualquiera de las medidas que se tomen en contra de los trabajadores para nosotros son inviables. No debemos renunciar a la dignidad del trabajo”, disparó Julio González.
    En la misma línea, arremetió contra el Gobierno Nacional: “Este gobierno no ha tomado una medida que haya favorecido al sector trabajador o al sector más vulnerable. Están todos dispuestos a defender sus puestos de trabajo y su dignidad, deberíamos prestarle mucha atención. No tenemos problemas con que gobiernen, pero que lo hagan con todos los trabajadores adentro”.
    Tras el encuentro con el Intendente, González manifestó llevarse la tranquilidad de saber que Cáffaro respaldará la medida adoptada por la asamblea de los trabajadores, tras haber agotado todas las instancias de negociación.
    En cuanto a la situación general de la seccional que comprende las localidades de Lima, Baradero, Alsina, Exaltación de la Cruz y Zárate, Gonzalez no descartó medidas extremas y explicó: “Hoy por hoy estamos hablando de 2200 trabajadores despedidos, también tenemos la obra de la reforma de vías, donde hemos perdido más de 350 puestos y que por falta de pago corren riesgos 250 compañeros activos. En Ruta 8, hoy tenemos una situación complicada, las empresas nos están avisando que no reciben los pagos, por lo tanto también van a quedar paralizadas. La fábrica de durmientes, en Ruta 8, donde teníamos 180 compañeros, hoy tiene 30% de compañeros activos, los demás fueron despedidos. En total tenemos 2700 trabajadores en calidad de despedidos y sin una respuesta hace cuatro meses. No tenemos otra alternativa que ponernos al frente de los trabajadores y defender los derechos que hasta acá habían sido respetados”.
    Hace algunas semanas, el titular de la Uocra Zárate se mostró disgustado ante el silencio de dirigentes gremiales, frente al riesgo laboral y los despidos. En esta oportunidad, detalló que ante esta situación de alerta, mantuvo contacto y recibió el apoyo del Secretario General del la Unión Obrera Metalúrgica y Diputado Nacional, Abel Furlán: “Nosotros no llamamos ni convocamos a nadie, creo que nos debería preocupar a todos la situación. Esta es una causa noble y estamos defendiendo la dignidad de los trabajadores”, concluyó.

    La cúpula de la Uocra en alerta

    En horas de la tarde de ayer, el Jefe Comunal mantuvo un contacto telefónico con el Secretario General de la UOCRA, Gerardo Martínez, con quien definió el plan de acción a seguir, a través de la articulación político-sindical, para defender los puestos de trabajo.
    Las líneas trazadas apuntan al sostenimiento del plan nuclear de Argentina y evitar el desguace de Atucha. Por esta razón, las partes lograron establecer un canal directo de comunicación, exponiendo el estado de alerta ante la llegada de telegramas de despidos, manteniendo una relación constante frente a la crítica situación del sector en la ciudad.

    Osvaldo Cáffaro.

    Osvaldo Cáffaro.

     

    Julio González.

    Julio González.