• Hoy 25 - Zárate - 19.1°
    • Lluvia
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 98%
  • Apedrean un auto en Ruta 6 y atacan a un micro que viajaba a San Pedro

    22/2/2016

    El pasado sábado, en horas cercanas a la medianoche, un conductor de la localidad de Moreno que viajaba en su automóvil Peugeot 208, resultó agredido a pedradas en la salida de la curva de Ruta 6, ubicada en el tramo que conecta el puente del barrio San Felipe, con la rotonda de ingreso a la ciudad de Campana, sentido a Los Cardales.
    En el vehículo, viajaban la esposa del conductor, sus dos hijos y su hermano que afortunadamente no sufrieron ningún tipo de lesiones ya que los proyectiles impactaron sobre la chapa de una de las puertas del lado derecho del vehículo, y no en los cristales, cuyo desenlace podría haber sido más lamentable.
    “Los daños sólo fueron materiales, pero el susto es lo peor que nos llevamos”, contó uno de los ocupantes a LA VOZ. Según detallaron, algunos metros antes, también habían podido divisar sobre el carril lento algunos objetos depositados sobre la calzada, con el objetivo de interrumpir el paso vehicular.
    La técnica es usualmente utilizada para amedrentar a los conductores y obligarlos a detener su marcha para luego concretar el robo. Consciente de las intenciones de los delincuentes, el conductor del vehículo prefirió no bajar la velocidad y para lograr escapar de la escena.

    Atacan a un micro que viajaba a San Pedro

    Un episodio de similares características se vivió en horas de la tarde del sábado, en la ciudad de Zárate, en las inmediaciones del cruce de calle Lintridis y Antártida Argentina.
    Allí, una unidad de la empresa Chevallier que egresaba de la ciudad con destino a San Pedro, sufrió el ataque a manos de un grupo de desconocidos, que arrojaron diferentes proyectiles sobre el ómnibus, causando temor entre los pasajeros.
    Si bien sólo se registraron daños en los cristales, ya que ningún pasajero recibió heridas, el malestar entre el pasaje se hizo notar debido al peligro de la situación y las demoras causadas. Tras la agresión, el chofer de la unidad Nro. 275, solicitó a la base otro vehículo que transporte a los pasajeros a su destino, pero al llegar al lugar del incidente, la segunda unidad tuvo el mismo destino recibiendo el impacto de varias piedras.
    Minutos más tarde, luego de un considerable tiempo de espera para los pasajeros, finalmente arribó una tercera unidad que permitió continuar con el viaje. En el lugar, se hizo presente un móvil de la Policía Local, pero los agresores ya no se encontraban en las inmediaciones.