• Hoy 5 - Zárate - 15.7° / 17.3°
    • Nublado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 45%
  • Denuncian pedradas en las rutas 6 y 9 con fines de robo

    23/2/2016

    Este medio publicó ayer una nota contando el largo camino en búsqueda de justicia que sigue recorriendo la familia de Federico Peraud, el empresario asesinado en el kilómetro 85 de la Ruta Panamericana luego de que su coche chocara contra una viga de cemento colocada por un grupo de delincuentes que terminó matándolo de un tiro en el abdomen cuando se bajó sobre la banquina para cambiar la rueda.
    Pasaron seis años de ese crimen que conmovió a la ciudad y es alarmante saber que hoy en día todavía continúan las pedradas a los automovilistas, como en Ruta 6 y Ruta Panamericana, con fines de robo. Con la premisa de detener la marcha de los vehículos para asaltarlos, estos grupos de delincuentes no vislumbran la posibilidad de que el automóvil vuelque o embista a otro.
    Es llamativo que no suceda en rutas transitadas como la 12 o la 14, aunque sí se registra en autopistas como la Panamericana, la ruta principal de la Argentina, y que además está concesionada. Hay zonas determinantes como las inmediaciones al peaje de Lima, donde ocurrieron varios asaltos y en diferentes tramos donde al día de hoy reina la oscuridad.
    Otro caso es la ruta 6; una autovía reinaugurada por el ex gobernador Daniel Scioli pero que carece de seguridad vial en todo sentido. Por lo pronto hay tramos sin iluminación que se prestan para este tipo de ataques. Además existe una zona peligrosa a la altura del barrio San Felipe, como recientemente publicó este medio el testimonio de un automovilista que el pasado fin de semana fue apedreado.
    Otra zona se ubica en inmediaciones a la cárcel de Campana y en el tramo que une Zárate con Campana a la altura del barrio Santa Lucía o San Cayetano.
    El delito muta, y con el refuerzo de la Policía Local y la coordinación de las fuerzas de seguridad en la zona urbana y rural, resulta necesario reforzar también los tramos de la autopista que atraviesan la ciudad o que la propia empresa concesionaria se haga cargo de esto. Habría que replantarse también el rol de la Policía Vial en este sentido. El crimen de Peraud pasó hace seis años pero luego de este hecho continuaron otros acontecimientos similares contados por los propios damnificados que no dejan de encender la alarma en materia de seguridad.