• Hoy 27 - Zárate - 15.1° / 15.6°
    • Nublado
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 80%
  • Falleció el joven que recibió un disparo en la cabeza y fue abandonado en una zanja

    7/3/2016

    El pasado 27 de febrero, un singular y confuso hecho policial tuvo lugar en las cercanías del barrio Covepam VIII, donde un hombre fue hallado en una zanja con un disparo en la cabeza, quien tras algunos días de internación, finalmente falleció en horas del sábado a pesar de los esfuerzos médicos.
    En primera instancia, desde la Secretaria de Seguridad Municipal informaron que el suceso se habría originado pasadas las dos de la mañana, tras haberse desatado un conflicto vecinal en calle Pellegrini al 3000.
    A través de un alerta registrado en la Central de Monitoreo de la Dirección de Prevención Urbana (DPU), que denunciaba el hallazgo de un joven de 24 años con un disparo de arma de fuego en su cabeza, se dio inicio a la investigación para dar con los agresores, y establecer la sucesión de hechos.
    En principio el hecho fue caratulado como “Homicidio en grado de tentativa y abandono de persona”; si bien las primeras versiones indicaban que se había logrado la aprehensión de un sospechoso, fuentes policiales informaron que tal procedimiento no se había realizado, dado que en primera instancia se trató de clarificar los hechos.
    Así, según la información recabada, se pudo establecer que un hombre, domiciliado en las cercanías de Pellegrini al 3000, había concurrido a la casa de un amigo, donde habían organizado una cena. Horas más tarde, este sujeto volvió a su domicilio de calle Pellegrini acompañado por un amigo, Víctor Cañete (quien luego sería la victima), donde constató que un vecino lindero, con el que mantenía un conflicto personal, había tirado abajo una pared de su propiedad e incendiado parte de su vivienda.
    Furioso por los hechos sucedidos, se dirigió a la casa de su vecino, increpando a un casero de la propiedad, donde se produjeron intercambios de golpes. En ese momento, se hizo presente el propietario de la vivienda (y supuesto autor del ataque casa a la contigua) portando un arma de fuego. Allí, según señalaron desde la investigación, se efectuaron algunos disparos del arma, impactando uno de ellos, en la zona de la nuca de la Cañete, quien se encontraba ajeno a la riña.
    Las pesquisas realizadas por el personal policial, lograron determinar que el agresor (quien ya se encuentra identificado) cargó a Cañete en su camioneta, para luego arrojarlo en una zanja de Antártida Argentina y Calle 60. Fuentes policiales, informaron en exclusiva a LA VOZ, que el pasado sábado, a través de un operativo realizado en Calle 4 y Pellegrini, se logró interceptar el vehículo marca Ford F100, color gris, que habría sido utilizado en el hecho. Pero en esta oportunidad, el rodado era conducido por el hermano del atacante.
    Mientras tanto, el agresor, ahora imputado por el delito de “Homicidio”, continua prófugo de la Justicia, aunque la línea de investigación, tendría datos fidedignos de cual habría sido su destino tras la comisión del hecho.