• Hoy 24 - Zárate - 34.1° / 36.3°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 41%
  • Indagaron al abogado Carlos Salvatore por la causa narco “Peras Blancas”

    15/6/2016

    Con una fuerte custodia a cargo de la Unidad Especial Halcón, el abogado Carlos Salvatore, acusado de ser el cabecilla de dos bandas destinadas al tráfico de cocaína oculta en pulpa de peras, fue trasladado hoy miércoles a la sede del Juzgado Federal de Campana para ser indagado por el juez federal Adrián González Charvay y del fiscal federal Diego Iglesias, a cargo de la Procaduría de Narcocriminalidad (Procunar), y sus colegas Fabián Matilla y Pedro Rebollo, de la fiscalía federal de Campana.
    En el caso denominado “Peras Blancas”, Carlos Alberto Salvatore fue imputado por organizar, coordinar y financiar el accionar delictivo llevado a cargo por la organización criminal integrada por Carlos Mario Ruvolo, Carlos Alberto Mulé, Fabián Osvaldo Campagna, Hugo Gabriel Nieves Otero y Ariel Gustavo Spadoni que, hasta el 12 de diciembre de 2012 (y desde fecha incierta), llevó a cabo el contrabando de 1200 kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza hacia Portugal, para luego ser distribuida en el continente europeo.
    El cargamento de estupefacientes –disimulado en tambores que contenían pulpa de pera- , partió desde el puerto de Zárate, con destino en el puerto de Alcántara de la ciudad de Lisboa, en Portugal, donde desembarcarían un total de 1122 panes de cocaína, con un peso bruto de 1235 kilogramos -con grados de pureza que oscilaban entre el 73,6% y el 63,4%-. La sustancia fue secuestrada con motivo de los controles practicados por las autoridades aduaneras portuguesas el 12 de diciembre de 2012.
    A través de las tareas investigativas practicadas en el inicio de la investigación por la División Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina, los miembros de la organización criminal fueron oportunamente condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 2 de San Martín. Así, el 26 de febrero de 2016, se condenó a Carlos Alberto Mulé a la pena de 9 años de prisión, y a Hugo Gabriel Nieves Otero, Fabián Osvaldo Campagna y Ariel Gustavo Spadoni a la pena de 12 años de prisión, aunque hasta el momento la sentencia no se encuentra firme.
    Según pudieron establecer a través de las pesquisas realizadas en colaboración con la Dirección de Inteligencia sobre Narcotráfico de la Agencia Federal de Inteligencia, se pudo establecer el rol protagónico de Carlos Salvatore en la organización y financiamiento de la maniobra llevada a cabo por los restantes miembros de la empresa criminal, adquiriendo un rol preponderante en el desarrollo, ejecución y supervisión de la misma.

    Causa Schain de la Lastra Barroso
    Por otra parte, a través de las diversas constancias incorporadas en la investigación se estableció que Carlos Alberto Salvatore organizó, coordinó y financió el accionar delictivo llevado a cargo por la organización criminal conformada por Héctor Daniel Schaín de la Lastra Barroso, Juan Carlos Rivero, Vanesa Cecilia González, Leandro Paulo Núñez y Jorge Orlando Sáez (los últimos tres con participación no imprescindible), llevando a cabo acciones vinculadas al narcotráfico hasta día 15 de mayo de 2008.
    Esta organización tuvo bajo la órbita de su disposición un galpón ubicado en la calle 14 Nro. 451, de la localidad de Lima, donde se hallaron 235,624 kilogramos de clorhidrato de cocaína, que tenían destino en territorio europeo. En esta oportunidad, la actividad ilícita fue detectada por el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Zárate-Campana de la Policía de la Provincia de Buenos Aires el 15 de mayo de 2008.
    Allí, la cocaína también era ocultada en tambores que contenían pulpa de pera, para luego disimularla en su transporte.
    El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 2 de San Martín, condenó a Shaín de la Lastra el 31 de mayo de 2010, a la pena de seis años de prisión por considerarlo coautor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización; Rivero recibió la pena de cuatro años de prisión por considerarlo coautor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización; González fue condenado a dos años de prisión en suspenso por considerarla partícipe secundaria del delito, al igual que Núñez y Sáez; mientras que Pescio recibió la pena de un año de prisión en suspenso por considerarla coautora penalmente responsable del delito de tenencia simple de estupefacientes.

    peras